27 nov 2020

Ir a contenido

Que corra el aire en la hostelería

Serafin Valladares

Serafin Valladares

Un bar de Barcelona, con las sillas apiladas de la terraza.

Un bar de Barcelona, con las sillas apiladas de la terraza. / ELISENDA PONS

Si corre el aire no hay necesidad de cerrar, por lo menos las terrazas de todos aquellos establecimientos que las tengan. Es más, cada ayuntamiento debería buscar la forma de ampliar las mismas, dando facilidades a los que cuenten con ellas. Creo que la forma en que el Gobierno está gestionando este tema tan delicado y que tanto nos afecta es realmente mala.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Como bien han dicho muchos científicos y especialistas en la materia, el delegar en cada autonomía la gestión de la pandemia provoca caos. Mientras unas confinan por unos días, otras no lo hacen o solo cierran la hostelería, con lo que no solucionan nada.

El toque de queda funciona siempre y cuando no haya desmadres durante el mismo. Pero claro, al estar todo cerrado, la gente se organiza mucho antes y ahí están los resultados. Sigue la fiesta.

O el Gobierno toma las riendas y pone un comité de expertos independiente que gestione la pandemia, o esto será un desastre aún mayor del que ya se aguarda para este país; más paro y más gente que no tendrá ni para comer.

Pónganse las pilas de una vez. Tomen ejemplo de Alemania o Portugal antes de que sea demasiado tarde. Dejen de hacer política con la vida del pueblo.

Participaciones de loslectores

Másdebates