24 sep 2020

Ir a contenido

El progreso es igual a un Estado de derecho

César Carulla

Una mujer exhibiendo una bandera española a la altura de la calle Jonqueres.

Una mujer exhibiendo una bandera española a la altura de la calle Jonqueres. / JORDI COTRINA

El progreso es "un concepto que indica la existencia de un sentido de mejora en la condición humana". Tengamos en cuenta, pues, que progresar es mejorar. Y deberíamos tener en cuenta que eso no debería indicar tendencia ideológica en ningún sentido. Aplicar este concepto únicamente en sentido de izquierdas supone desaprovechar el concepto máximo de la expresión 'progresar'.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Si hemos de avanzar como país que busca la mejora de sus ciudadanos con base en los derechos que la Constitución les aplica por ley, y por tanto el progreso es de su cumplimiento obligatorio, se deben revisar todos los aspectos de involución con referencia a esta que se están produciendo en los últimos tiempos.

Ser de derechas o de izquierdas no exime del cumplimiento de las leyes que la Constitución expresa en tal sentido. Progresar, por ejemplo, es combatir la corrupción. Y no es necesario que un partido político prometa eso a sus votantes. Es su obligación hacerlo, y de no hacerlo, condenable por el defecto de sus obligaciones.

Así, pues, si un partido político hace alusión a diferencias de pensamiento en cualquier sentido entre sus ciudadanos como los culpables de los problemas del Estado, en sí mismo, está incumpliendo la Constitución, aún más, si hace alusión a esta como elemento donde apoyar su ideología para reivindicar su pensamiento como el único aceptable, cuando la Constitución, en sí misma, ya prevalece sobre todos ellos.

Es increíble que se permita usar la insignia del Estado, su bandera, en mítines donde se reivindica el fascismo, atentando contra la diversidad de pensamiento, obligando, así, a una parte de sus ciudadanos a no poderse identificar con su máxima expresión de unión. A ningún partido político se le debería permitir identificar sus valores con el Estado de derecho. No existe un solo país del mundo en donde se produzca esta anomalía salvo en España.

El Estado de derecho es uno, y este es el bien, y eso es progreso; ideologías hay muchas y todas ellas respetadas por la Constitución. La política es su forma de aplicarse y no su razón de ser.

Participaciones de loslectores

Másdebates