27 sep 2020

Ir a contenido

Por fin tienes tu corona, abuela

Vanessa Martínez Castillo

Una persona sostiene la mano de una mujer mayor.

Una persona sostiene la mano de una mujer mayor. / MARC SÁNCHEZ

El pasado 6 de abril perdimos a mi abuela. El coronavirus se la ha llevado.

Entretodos

Quién nos iba a decir que viviendo todo lo que ha vivido, incluida una guerra civil, iba a ser un virus originario de China el que nos la iba a arrebatar.

Siempre fue una luchadora. Tuvo siete hijos, 12 nietos y cuatro bisnietos y siempre cuidó y tiró para adelante su familia, su bien más preciado.

El pasado 13 de marzo falleció su marido, del cual después de haber compartido toda una vida, no pudo despedirse por el confinamiento y se fue de este mundo sin saber que en realidad iba a reunirse con él, ya que ella se encontraba en una residencia cuando falleció mi abuelo y no la podíamos visitar y, por tanto, no le pudimos dar la triste noticia.

Una noche avisaron a su hija mayor, mi madre, de que la acababan de ingresar por insuficiencia respiratoria causada por covid-19 y que excepcionalmente podía ir a visitarla, porque ya eran sus últimos momentos. Cuando llegó ya no estaba consciente. Le dijeron que no la intubarían, que no lo superaría.

Pasó de puntillas por la vida, discretamente, sin hacer ruido y de la misma manera se fue. Sin posibilidad de darle un "gracias", de decirle "te quiero", de decirle "adiós".

Hoy se nos ha apagado una estrella, una estrella que no brilló en la Tierra lo que se merecía, pero que estamos seguros de que lo hará desde el cielo y como siempre, seguirá cuidando de todos nosotros.

Gracias por todo, yaya, gracias por todo, Carmen Uviña, ya que no vamos a poder reunirnos y homenajearte como te merecías, simplemente queríamos decirte gracias, te querremos siempre.

Participaciones de loslectores

Másdebates