Contenido de usuario Este contenido ha sido redactado por un usuario de El Periódico y revisado, antes de publicarse, por la redacción de El Periódico.

"Pido al Ayuntamiento de Barcelona un mayor control sobre los propietarios de perros incívicos"

Un perro orina junto a una escultura de Botero en el barrio del Raval.

Un perro orina junto a una escultura de Botero en el barrio del Raval. / FERRAN NADEU

Barcelona es una ciudad que parece que esté hecha para el incivismo de algunos propietarios de perros, que no respetan ni tan solo las paredes de las casas y los portales. Mucha gente que tiene perro cree que al perro hay que dejarlo que haga sus necesidades donde tenga ganas, y no, están muy equivocados: al perro hay que educarlo para que cumpla, tanto él como su dueño, con la ordenanza al respecto.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

La cuestión y el problema que padecemos es que no solo el pis del animal queda en la pared, sino los excrementos en el suelo, que algunos no recogen, algo que están obligados a hacer. Barcelona, no puede ser una ciudad con estos problemas, otras ciudades ya han tomado medidas al respecto y no se ven ni excrementos de perro ni meados en las paredes. Hay que ser completamente cívico y respetuoso con los demás que no tenemos perro. Además, regalar un perro a los niños para fomentar la responsabilidad de tener que cuidarlo no es tampoco una buena idea: un perro, gato, pájaro u otros animales son seres vivos y no muñecos, así que pediría al ayuntamiento un mayor control de los propietarios de perros y que multe más a los incívicos, que la multa no es barata.

Participaciones de loslectores

Másdebates