El Periódico

La aportación de los lectores

Publica una carta del lector

"Perdóname, hijo, no voy a poder pagarte la universidad"

ARCHIVO

Cola de parados en en una oficina de empleo.

Alfonso López CamposArenys de Mar

¿Qué opinas del tema de discusión? ¿Qué te parece la aportación de este usuario? Envía tu opinión para participar en el debate.

Viernes, 27 de mayo del 2016 - 09:30 h

Sí, hijo mío, y como no tengo valor para decírtelo, lo hago público a través de esta carta. Sabes que me quedé en paro con 50 años y que tardé cuatro en encontrar otro empleo. Me sentí afortunado porque me ofrecieron un sueldo de 1.500 euros. Gracias a la flexibilidad laboral (yo prefiero llamarla flexibilidad moral), tan demanda por los empresarios, este sueldo ha pasado después de tres años a ser de de 900 euros.

Como bien sabes, a final de mes llego gracias a tus abuelos, que nos alimentan y nos dan lo poco que tienen. No sé cómo decirte la rabia y vergüenza que siento. Porque sé que eres un chico buen estudiante, responsable y educado. Y te mereces continuar con unos estudios que el día de mañana te permitan encontrar un trabajo con el que ganarte la vida con dignidad, independizarte y formar una familia.

No te mereces el mundo que te vas a encontrar porque, cuando yo tenía tu edad, ya luchamos por una sociedad más justa: primero, expulsando a los dictadores y luego, trabajando para conseguir leyes con las que conseguir eso, una sociedad más justa.

Pero está claro que hemos fracasado porque la sociedad es ahora más injusta y compleja. Los poderosos de uno u otro signo juegan al doble juego del paternalismo y del palo y la zanahoria, y al final, los que estamos en el eslabón más bajo de la sociedad (los que tenemos que trabajar para sobrevivir) estamos como en el siglo XIX, que me imagino que es lo que se pretendía con esta farsa de crisis económica.

Pero todo esto no me consuela porque llega uno de los momentos más importantes en tu vida y no voy a poder ayudarte. Hijo mío, perdóname por no poder ayudarte en este momento. Siento mucha rabia y mucha vergüenza.

Participaciones de los lectores

La T-10 desapareixerà i perjudicarà les famílies de fora de Barcelona

Marta López Sánchez Badalona

Ja s'estan donant a conèixer les noves tarifes de TMB per l'any 2020. Per començar, el títol multipersonal que coneixíem com ... Seguir leyendo

Nuevas tarifas TMB: Espero que sirvan para que aumente la seguridad

Ángel Serrano Vida Badalona

Ahora que se penalizará con las nuevas tarifas del metro a las familias que van los fines de semana a Barcelona o se desplazan ocasionalme... Seguir leyendo

La ràbia quan se't colen al metro

Alba Maaoui Allepuz Corbera de Llobregat

Porto quatre anys anant a Barcelona cada dia i no hi ha cap setmana en la que algú no es coli darrere meu quan ... Seguir leyendo

Así no se fomenta el transporte público

M. Carmen Carnero Guitian Castelldefels

Increíble, esto es lo que hace el gobierno municipal para fomentar el transporte público: subirnos los precios y suprimir la T-10&... Seguir leyendo

TMB nos perjudica a muchos con las nuevas tarifas

Ricard Gimeno Barcelona

Después de estar unos dos años sin apenas haber subido el precio de las tarjetas de transporte en Barcelona, ahora se sacan de la manga lo... Seguir leyendo

'Black Friday' o como el consumismo masivo se apodera de la sociedad

Aida Castellote Tarragona

Dejamos atrás una intensa semana que aquellos que la viven desde dentro saben lo que es. El Black Friday, o mejor dicho, Black Week. Y sí... Seguir leyendo

Fumar als FGC, un acte d'incivisme que podria ser evitat

Judit Hernan Tomas Terrassa

Diumenge vaig fer el trajecte Terrassa-Barcelona amb els FGC. Només entrar al tren vaig sentir una forta olor a tabac. El... Seguir leyendo

Rèplica de l'Ajuntament de Barcelona a una carta sobre les obres de la plaça de les Glòries

Ester López Ecologia Urbana, Ajuntament de Barcelona

¿Por qué cuesta entender que un chico quiera un pintaúñas?

Pau Montilla Barcelona

Soy un chico y hace unas semanas fui con una amiga a una famosa tienda de maquillaje y pintaúñas. Al entrar le pregunté a la dependienta si ten... Seguir leyendo