Contenido de usuario Este contenido ha sido redactado por un usuario de El Periódico y revisado, antes de publicarse, por la redacción de El Periódico.

"Señor Sánchez, abrace la verdad, no permita los chantajes y convoque elecciones"

Carles Puigdemont y Pedro Sánchez, el pasado 13 de diciembre en Estrasburgo, durante un debate en el Parlamento Europeo.

Carles Puigdemont y Pedro Sánchez, el pasado 13 de diciembre en Estrasburgo, durante un debate en el Parlamento Europeo. / EFE / RONALD WITTEK

Pedro Sánchez, con la habilidad que siempre le caracteriza, haciendo de la necesidad virtud, nos ha regalado a los catalanes -no a todos, a unos cuantos, porque los demás no la necesitamos- una ley de amnistía para la normalización institucional, política y social en Catalunya.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un 'post' para publicar en la edición impresa y en la web

¿Y quién le ha dicho al presidente que los catalanes (excepto unos 800 y pico) no somos normales, institucional, política y socialmente para vivir en concordia y convivencia con los demás ciudadanos? En Catalunya el conflicto no existía, lo crearon los que viven del cuento separatista.

Dice Sánchez, en su vertiente filosófica, que la realidad es la verdad. No, la realidad es la de cada uno, y cada uno la vive, o la dispone como mejor sabe hacerlo. La verdad solo tiene un camino y nadie puede evadirse de ella. Como, supuestamente, parece ser que pasa con la servidumbre que el presidente Sánchez tiene con esos endemoniados siete votos de Puigdemont.

Abrace la verdad, presidente, olvídese de populistas y separatistas, no permita los chantajes y convoque elecciones. Y si tiene que pasar a la oposición, desde ese lugar también se puede ser útil a España. Y de eso es de lo que se trata. O así debería ser.

Participaciones de loslectores

Másdebates