Contenido de usuario Este contenido ha sido redactado por un usuario de El Periódico y revisado, antes de publicarse, por la redacción de El Periódico.

"Paternidad biológica: el ADN no engaña"

"Paternidad biológica: el ADN no engaña"
Jordi Querol

Si una pareja de enamorados (una mujer y un hombre) son los únicos seres humanos vivientes en una idílica isla de nuestro universo, y la aludida hembra queda embarazada, no hacen falta abogados, detectives, ni tribunal alguno para acreditar quién es el progenitor del futuro bebé. Pero, cuando un día un inesperado y simpático náufrago llega a la isla, aumenta su censo y, posteriormente, entabla una especial amistad con la pareja del otro residente varón, las cosas se pueden complicar. Cuando aquella fémina vuelve a quedar felizmente embarazada, ninguno de los tres sabe con exactitud quién es el padre biológico de la nueva criatura. No obstante, en la actualidad, cuando aparecen este tipo de dudas, existe una solución científica indiscutible: la prueba del ADN. Con ella se sabe con exactitud quién es el verdadero progenitor masculino de aquel niño o niña.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Este prólogo me sirve para llevar la contraria a un señor que, en un programa de televisión, sin rubor alguno, aseveraba que fulano es el hijo biológico de zutano porque lo dice un tribunal en su sentencia. Insisto, sin la prueba del ADN, no hay tribunal alguno en este mundo que pueda confirmar ninguna paternidad biológica.

Lo de Ivonne Reyes y Pepe Navarro puede generar innumerables programas televisivos e infinidad de discusiones y malentendidos; sin embargo, la verdad de quién es el padre de Alejandro Reyes está en la prueba del ADN que, en su día, realizaron expertos en la materia.

Participaciones de loslectores

Másdebates