Contenido de usuario Este contenido ha sido redactado por un usuario de El Periódico y revisado, antes de publicarse, por la redacción de El Periódico.

"La palabras de Martín Villa: Olvidar es peligroso"

Rodolfo Martín Villa en Forum Barcelona en el año 2004

Rodolfo Martín Villa en Forum Barcelona en el año 2004 / Ricard Cugat

Hace unos días, Rodolfo Martín Villa, con grandes dosis de cinismo y falta de respeto a las víctimas, reconoció que “pudo ser responsable político y penal de los actos ocurridos en este país en los años 70” cuando era ministro de Gobernación, posteriormente Interior. Sin quererlo nos hacía recuperar una parte de nuestra memoria histórica, a menudo demasiado olvidada.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

La RAE define 'memoria' como “relación de algunos acaecimientos particulares, que se escriben para ilustrar la historia”. Mientras que 'olvido'es “cesación de la memoria que se tenía”. Utilicémosla a través de esta reflexión para rememorar un año más los acontecimientos que se desarrollaron en nuestro país hace ahora 45 años, en enero de 1977 y que viví en primera persona.

Aquel enero negro se inició el 23, cuando un grupo de ultraderecha asesina al joven antifascista Arturo Ruiz en una manifestación proamnistía. Al día siguiente muere la estudiante de Sociología María Luz Nájera y posteriormente asesinan a los abogados de Atocha. Impactada por estos hechos, toda la izquierda antifranquista, donde militaba en el PCE, se conmociona.

Había negros nubarrones, pero, a pesar de la rabia y la indignación, se nos recomendó tranquilidad y control. Después, el impresionante entierro, en el que participé activamente con la sensación de estar viviendo momentos históricos.

Estamos en otro tiempo, pero Martín Villa me hace recordar aquellos momentos, con sensaciones y emociones profundas. Porque hoy más que nunca debemos mantener viva la llama de esa memoria colectiva.

Nuestra democracia estuvo en peligro entonces, y a pesar de tener un Gobierno de las izquierdas lo podría estar ahora, 45 años después. Por eso olvidar es tan peligroso y la memoria, tan importante.

Participaciones de loslectores

Másdebates