Contenido de usuario Este contenido ha sido redactado por un usuario de El Periódico y revisado, antes de publicarse, por la redacción de El Periódico.

"Nos vemos obligados a huir a otro lugar donde respeten a mi hijo, diagnosticado de TEA"

"Nos vemos obligados a huir a otro lugar donde respeten a mi hijo, diagnosticado de TEA"

Tengo un hijo diagnosticado de TEA, con un trastorno grave de ansiedad entre otras cosas. Tiene 19 años y hace meses que permanece recluido en casa por un miedo atroz a salir a la calle y que le ocurra algo malo. Esas son sus palabras cuando le preguntamos el porqué de su encierro. Antes de la pandemia fue agredido físicamente por cinco adolescentes. Es fácil provocarle ya que uno de sus problemas es la falta de contención, cosa que sabían los que le agredieron.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Es inteligente, escribe poesía, compone canciones y canta, entre otras muchas habilidades que posee. Pero la inteligencia emocional, tan de moda en estos días, es su punto débil. No entiende por qué recibe mofas e insultos, o comentarios en voz baja a su paso.

Creo que a estos chicos y chicas solo los comprende la propia familia y los profesionales que les asisten.

Vivimos en un pueblo del extrarradio de Barcelona donde se le conoce y no se le respeta. Él solo quiere estar en paz, salir a la calle sin miedo. Pertenece al grupo de los diferentes, no es neurotípico, no. ¿Pero es eso un delito? ¿Por qué esa falta de respeto? ¿Es miedo? ¿Ignorancia?

En este mundo donde vale más el que es más fuerte, tenemos las de perder. Estoy segura de que esto ocurre muchas más veces de las que nos pensamos.

Ayer sufrió otro altercado, después de ocho meses sin salir solo por el pueblo, y ya no podemos más. Nos marchamos, no sabemos bien adónde, pero huimos, esperando encontrar la paz que mi hijo y otros tantos como él se merecen. Una última petición: respeto.

Participaciones de loslectores

Másdebates