El Periódico

La aportación de los lectores

Publica una carta del lector

Obesidad: Mejor prevenir que operar

REUTERS / MIKE BLAKE

Mujeres que sufren obesidad, en una caseta de feria en San Diego (California, EEUU).

Antònia López MartínezBarcelona

¿Qué opinas del tema de discusión? ¿Qué te parece la aportación de este usuario? Envía tu opinión para participar en el debate.

Viernes, 20 de abril del 2018 - 10:30 h

Con la llegada de la operación bikini es continuo el bombardeo de anuncios sobre productos milagrosos para adelgazar y conseguir ese "cuerpo 10" que a todos nos gustaría tener. Para las personas que tenemos problemas con el tiroides o de metabolismo, estas son fechas de estrés, o por lo menos muchas lo vivimos así, hasta que comprendes que, hagas lo que hagas, no vas a perder el peso que te dicen que tendrías que perder.

Estoy en una asociacion de apoyo a la que diariamente escriben personas explicando sus millones de dudas sobre alimentación. Muchas, como yo, hemos realizado un verdadero peregrinaje por las consultas de endocrinos, nutricionistas, dietistas... y he descubierto que la mayoría desconocen qué tipo de alimentación nos va bien a nosotros.

Con ello quiero decir que se habla mucho de nutrición y lo bueno es que parece fácil, pero no lo es en absoluto. Vas a tu médico de cabecera y te envía a la enfermera que, a su vez, te da una dieta estándar que no te sirve, pues comes más de lo que estás habituada, te sienta mal. Vas al endocrino y te devuelve al CAP para que te hagan controles anuales. Si vas por mutua, el endocrino te realiza controles mensuales o trimestrales, dieta y hasta la vuelta; y sigues igual de cansada, con tus molestias de siempre e igual de cabreada porque no consigues tus objetivos. Al final, comprendes que en este tema del metabolismo nadie se aclara.

La solución que están dando últimamente a las personas que ya padecen obesidad en estado avanzado es una operación bariátrica, es decir, reducción del estómago. Entonces sí que pierdes peso: a partir de ahí, comes cada hora y media pequeñas porciones para ir acostumbrando a tu estómago (a lo que queda de él) a trabajar.

Creo que la solución definitiva es muy dura, y que si hubiera más dedicación por parte de nuestro sistema de salud, muchos de los pacientes en riesgo de obesidad se podrían curar antes de llegar a operarse. Además, las operaciones de este tipo muchas se realizan en centros concertados, por lo que el coste supongo que muy elevado.

¿No sería mejor destinar esos recursos a realizar un buen plan de prevención ? Nos ahorraríamos recursos y, sobre todo, sufrimiento humano.

Participaciones de los lectores

La importancia de seleccionar bien los actores

Jaime Rodríguez Soto Cunit

Leo el último artículo del gran Josep Maria Pou, ref... Seguir leyendo

El derecho de los vigilantes de seguridad italianos a preservar sus vidas

Javier Bernuz Toledo Badalona

Recientemente, he pasado unos días en Milán. Al ver el equipo de los vigilantes (chalecos antibalas, pistolas Glock de alta capacidad, etc.), y... Seguir leyendo

El chantaje de la maquinaria independentista

Guillermo Moya Barcelona

Cada vez que aparece en público una persona cuyas ideas no comulguen con el independentismo, la "maquinaria" represora del mismo se pone en mar... Seguir leyendo

Gracias a todas las mujeres por estar ahí

Arturo Fernández-Maquieira Almería

Ellas nos crean, nos crían, nos inspiran, nos acogen, nos cuidan, nos soportan, nos animan, nos manejan, nos regañan, nos... Seguir leyendo

Solucions reals per parar els abusos sexuals a l'Esglèsia

Dionís López Barcelona

Cada dia que passa apareixen nous casos d’abusos sexuals a l’Església catòlica. Ja fa molts anys que això passa a ... Seguir leyendo