El Periódico

La aportación de los lectores

Publica una carta del lector

Obesidad: Mejor prevenir que operar

REUTERS / MIKE BLAKE

Mujeres que sufren obesidad, en una caseta de feria en San Diego (California, EEUU).

Antònia López MartínezBarcelona

¿Qué opinas del tema de discusión? ¿Qué te parece la aportación de este usuario? Envía tu opinión para participar en el debate.

Viernes, 20 de abril del 2018 - 10:30 h

Con la llegada de la operación bikini es continuo el bombardeo de anuncios sobre productos milagrosos para adelgazar y conseguir ese "cuerpo 10" que a todos nos gustaría tener. Para las personas que tenemos problemas con el tiroides o de metabolismo, estas son fechas de estrés, o por lo menos muchas lo vivimos así, hasta que comprendes que, hagas lo que hagas, no vas a perder el peso que te dicen que tendrías que perder.

Estoy en una asociacion de apoyo a la que diariamente escriben personas explicando sus millones de dudas sobre alimentación. Muchas, como yo, hemos realizado un verdadero peregrinaje por las consultas de endocrinos, nutricionistas, dietistas... y he descubierto que la mayoría desconocen qué tipo de alimentación nos va bien a nosotros.

Con ello quiero decir que se habla mucho de nutrición y lo bueno es que parece fácil, pero no lo es en absoluto. Vas a tu médico de cabecera y te envía a la enfermera que, a su vez, te da una dieta estándar que no te sirve, pues comes más de lo que estás habituada, te sienta mal. Vas al endocrino y te devuelve al CAP para que te hagan controles anuales. Si vas por mutua, el endocrino te realiza controles mensuales o trimestrales, dieta y hasta la vuelta; y sigues igual de cansada, con tus molestias de siempre e igual de cabreada porque no consigues tus objetivos. Al final, comprendes que en este tema del metabolismo nadie se aclara.

La solución que están dando últimamente a las personas que ya padecen obesidad en estado avanzado es una operación bariátrica, es decir, reducción del estómago. Entonces sí que pierdes peso: a partir de ahí, comes cada hora y media pequeñas porciones para ir acostumbrando a tu estómago (a lo que queda de él) a trabajar.

Creo que la solución definitiva es muy dura, y que si hubiera más dedicación por parte de nuestro sistema de salud, muchos de los pacientes en riesgo de obesidad se podrían curar antes de llegar a operarse. Además, las operaciones de este tipo muchas se realizan en centros concertados, por lo que el coste supongo que muy elevado.

¿No sería mejor destinar esos recursos a realizar un buen plan de prevención ? Nos ahorraríamos recursos y, sobre todo, sufrimiento humano.

Participaciones de los lectores

Carta de una trabajadora de Vueling

A. A. Barcelona

Esta carta va dirigida a todos los usuarios de Vueling, a los que pierden vuelos, cambian fechas, sufren cancelaciones, retrasos y a los que no... Seguir leyendo

Más competencia en el sector público y menos impuestos

Plácido Cabrera Jaén

Recientemente hemos conocido que la Comisión Europea ha sancionado en 4.340 millones de euros a Google por el a... Seguir leyendo

Rusia y la vuelta del zarismo

José Antonio Avila López Terrassa

El drama de la inmigración: Rescatar, sí, y proveer después

Núria Carreras Banyoles

Hace meses y años que asistimos a la tragedia del Mediterráneo. Vemos imágenes que nos impactan y nos recuerdan que eso cont... Seguir leyendo

Colonizar el espacio público, una pulsión totalitaria del independentismo

Ramón Sánchez Ramón Barcelona

El poder judicial debe redefinirse de arriba abajo

Enric Vivanco Barcelona

Si durante el siglo XXI se consigue una estructura política con un mínimo de rigor en función del tiempo presente, el poder judicial se ha... Seguir leyendo

La asignatura de Religión no debe ser desdeñada como algo accesorio

Amadeo Muntané Sánchez Cornellà de Llobregat

Mi aventura surrealista en Mollet tras llevarse la grúa mi coche

Oliva Andrés Barcelona

El pasado 12 de julio, jueves, la grúa se llevó mi coche (nada que objetar). Llamé por teléfono al número indicado en la pegatina y me inf... Seguir leyendo