Contenido de usuario Este contenido ha sido redactado por un usuario de El Periódico y revisado, antes de publicarse, por la redacción de El Periódico.

"¡O AstraZeneca o nada! Si eres una excepción, vacunarte en Barcelona es misión imposible"

Vacunación en el Palau de Fires de Girona.

Vacunación en el Palau de Fires de Girona. / EFE / DAVID BORRAT

Aunque tengo casi 69 años y soy una persona de alto riesgo si contraigo covid, soy una excepción por donde se mire: tengo residencia no lucrativa, o sea, no puedo ni trabajar ni usar los servicios de la asistencia sanitaria española porque por ley no debo generarle gastos al Estado (por eso tengo una mutua que cubre el 100% de mis gastos médicos); además, tuve trombosis venosa profunda, tengo reacciones paradójicas a medicamentos, he hecho reacciones autoinmunes, soy asmática y altamente sensible a muchas drogas… y por eso tengo un informe médico que no recomienda las vacunas AstraZeneca o Janssen. Ya sé: soy una excepción, es verdad.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Entonces, porque no contaba con la pandemia y debía vacunarme, llamé al 061 y me dijeron que primero obtuviera un carnet de Salut por excepción (lo tengo) y al hablarles del informe médico me aconsejaron que fuera a mi CAP de referencia (y fui). Después de mes y medio yendo, viniendo y esperando una cita, me llamaron del CAP para decirme que no podían vacunarme porque mi informe era de un médico de la mutua (“Debe ser de un médico de servicios públicos”) y me mandaron a mi mutua (y fui). En la mutua me dijeron que referirme a un médico de un hospital público no era de su competencia (ajá) y volví al CAP y me dijeron que no, que según el protocolo debía ponerme AstraZeneca y punto. Llamé al 061, volví a contar mi periplo y me dieron una cita para vacunarme (¡ah, por fin!) pero que llevara mi informe (y lo llevé). Cuando me tocó el turno para la vacuna (AstraZeneca, porque según el protocolo…), una señorita de L'Hospitalet no quiso ver mi certificado y escribió: “No quiere vacunarse”. Traté de explicarle que tenía un informe médico y dijo: “El siguiente”.

Sí, ya sé que soy una excepción. Y claro, podría ir a Estados Unidos y vacunarme, porque soy ciudadana estadounidense, pero temo viajar en avión. Así que tendré que seguir atrincherada, porque en Barcelona ha sido imposible vacunarme.

Participaciones de loslectores

Másdebates