Ir a contenido

Nuevo año, nuevo contador de la luz

Antònia López Martínez

Antònia López Martínez

Barcelona

Un técnico revisa los contadores de electricidad hace unos días en Barcelona.

Un técnico revisa los contadores de electricidad hace unos días en Barcelona.

Día 2 de enero del 2018. Empiezo el nuevo año con la aparición, a las 9 horas, en mi casa, de un técnico de la compañía de la luz que se presenta sin avisar para cambiarme el contador. Le expreso mi extrañeza y me enseña un montón de contadores que ha de substituir por los viejos. Me coloca el aparato en poco menos de 10 minutos; mientras, pasa una vecina, le comento el tema y aprovecha para decirle que se pase por su casa para el cambio, pues la compañía le amenaza con cortarle la luz si no se lo cambian. Alucinante.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Le pido al técnico (italiano, pocas palabras....) que me explique cómo funciona el aparato porque he visto que lo suministra una empresa italiana. Me sonríe y me contesta que consulte por internet, que está todo bien explicado. Ah, vale. Vaya plan. Yo pensaba, según vi en la propaganda de televisión, que con el nuevo aparatejo ya no tendría que apuntar la lectura de la luz y ganaría en eficacia, pero, para mi sorpresa, no es así: hay que seguir anotándola, por lo que la información que afirma que son contadores inteligentes debe basarse en que calculan mejor para facturarnos más, y no para ahorrarnos nada. Y si te niegas a cambiarlo, recuerda que te cortan la luz.

Más tarde, me llama por teléfono una compañía cántabra para, según ellos, hacerme una oferta para pagar menos en la factura de la luz. "Mire, que no quiero más ofertas", y me responden: "¿Es que no quiere ahorrar?" Pues no, me encanta gastar, ¿sabe?

A veces me siento perseguida en esta gran urbe que nos va atrapando en su inmensa telaraña de consumismo y engaño más descarado. Lo malo es la sensación de impotencia que te queda ante tanto abuso.

Total a seguir pagando y seguro que más que antes, ahora la compañía de la luz nos aumenta el recibo como cada año. Hombre, clarooo tendrán que pagar los nuevos aparatejos que nadie sabe ni cómo van.

Participaciones de loslectores

Másdebates