"Nuestros representantes políticos deberían unirse para paliar la tristeza que embarga a nuestra ciudad"

Fira Barcelona, en Montjuïch.

Fira Barcelona, en Montjuïch. / ÁNGEL GARCÍA

Domingo Bleda Valera

Vivo en Barcelona desde hace 55 años, hoy tengo 75 y digo, triste, con preocupación y mucha tristeza, que cuando las personas nos movemos, nos miramos con la pena que vamos acumulando. La pandemia ha venido de forma explosiva y nos ha cogido por sorpresa... no ya solo la enfermedad, sino sus consecuencias de muertes y sufrimiento

Es muy triste ver las calles enormes y sin gente, sus tiendas cerradas, algunas para siempre. ¡Pasear por Barcelona era emocionante! Podías toparte con personas distintas pero no distantes: da tristeza ver cómo, cuando te cruzas con el otro, parece decirte lo mismo: estoy triste, pero saldremos adelante.

Quisiera entender que nuestros representantes políticos actuales ven esta necesidad emocional, se dieran por enterados y se unieran para paliar la tristeza. Juntos, si quieren, pueden.

Después se podrán realizar los sueños de cada uno, según sean estos. Seguro qué podrían hacerlo, y podríamos quitarnos todos, todos esta tristeza. Lo digo desde el reconocimiento a todos los pensamientos. Pienso que ahora es lo que toca.

Participaciones de loslectores

Másdebates