30 may 2020

Ir a contenido

Nuestra deplorable clase política, una casta ambiciosa

Pedro Serrano

Los cuatro candidatos del debate electoral del TVE.

Los cuatro candidatos del debate electoral del TVE. / EFE / JUANJO MARTIN

En los años que llevamos de democracia, ya hemos acumulado un historial político suficiente como para pensar que, salvo honrosas excepciones, nuestros políticos no se meten en política para liderar un proyecto de país que nos lleve al progreso ético, económico y social.

Pareciera que nuestra deplorable clase política elige esta profesión para manipular, beneficiar, corromper, controlar, colocar, engañar, utilizar, medrar, influir, prevaricar, amañar. Añadan ustedes el resto de infinitivos que motivan a esta casta ambiciosa que se toma a chufla algo tan importante como es la política con mayúsculas.

Y para más decepción, llegaron los señores Rivera e Iglesias asegurando que lo iban a arreglar todo. Y hete ahí que lo han emponzoñado más aún, si cabe. Dos esperanzas rotas. Dos personajes absurdos que, por estrategias incomprensibles, renuncian a apoyar o consensuar un gobierno de progreso esperando Dios sabe qué advenimiento, mientras el país navega sin timonel cual barco abandonado en alta mar.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Participaciones de loslectores

Másdebates