Ir a contenido

Las personas no son invisibles, sea cual sea su trabajo o condición

Manuel Macipe Sanchez

Barcelona

Tareas de limpieza en la plaza de la Universitat.

Tareas de limpieza en la plaza de la Universitat. / POL SOLÀ / ACN

Barcelona, Passeig Josep Tarradellas-Gelabert, día de la Constitución, nueve de la mañana. La calle está desierta, tan solo una muchacha del servicio de limpieza municipal se afana con la rudimentaria escoba en amontonar a los márgenes multitud de hojas caídas por la lluvia. No se ve a nadie más por la zona; al cruzarnos la saludé simplemente dándole los buenos días. Perpleja, me respondió: "Buenos días" y, titubeando, añadió: "Gracias, nadie nos dice nada, la gente nos ignora aunque pasen por nuestro lado saltando por encima de lo que estamos recogiendo".

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Quedé reflexionando en lo invisibles que algunas personas pueden ser para la sociedad según su condición social y su circunstancia. Nos llenamos la boca hipócritamente de solidaridad, igualdad, constitución y otras palabras progres pero en realidad no hemos superado ancestrales prejuicios.

Si estas líneas sirven para que alguien aplique, aunque solo sea una vez, lo que tiempo atrás llamábamos urbanidad, empatía y buena educación me alegraré de haber escrito estas letras.

Participaciones de loslectores

Másdebates