01 jun 2020

Ir a contenido

Niños sin pantallas

Noelia Del Águila Navascuez

Un niño atiende una videoconferencia con sus amigos del cole, el 31 de marzo del 2020.

Un niño atiende una videoconferencia con sus amigos del cole, el 31 de marzo del 2020. / Marc Vila

Desde que se desató el estado de alarma y los niños no pudieron asistir al colegio, he llegado a sentirme mal en muchas ocasiones porque he tenido a mis hijos prácticamente todo el día pegados a una pantalla. Estudio en la UOC y en las universidades 'online', a pesar de que han sido más flexibles con las entregas, hemos seguido trabajando.

Entretodos

Supongo que algo similar les habrás pasado a las personas que estén teletrabajando, porque ya no es la poca capacidad de concentración que se ha apoderado de muchos y muchas de nosotras esta cuarentena, sino  también el hecho de tener todo el día los niños en casa y no saber cómo entretenerlos.

Recuerdo ser niña y poder estar perfectamente durante horas jugando con cualquier cosa, ahora la situación ha cambiado y los niños de hoy en día no se entretienen demasiado tiempo con nada. Les pones a leer y aguantan media hora, lo mismo para cualquier tipo de juego, si metiese un euro en una caja cada vez que uno de ellos suelta un "me aburro", el año que viene podría pegarme unas vacaciones en el Caribe

Los niños del siglo XXI están acostumbrados a llevar un ritmo de vida igual de acelerado que el de sus propios padres, miles de actividades extraescolares y horas de juego en el parque. Cuando no están haciendo ninguna de las dos cosas, no están contentos si no están 'enchufados'  a la tableta o a una consola.

Realmente las pantallas son unas de las pocas cosas con las que aguantan horas y horas, mirando vídeos en Youtube, hablando con sus amigos, o también jugando. Creo que, en realidad, deberíamos aceptar que la sociedad ha cambiado y que nuestros niños son nativos digitales, han nacido dentro de este paradigma y sencillamente es algo normal para ellos. Porque tampoco es todo entretenimiento, sino  también una manera de poder seguir en contacto con sus amigos. Mensajes, videollamadas o juegos masivos en línea han sido la única manera que han tenido para poder socializar y que el hecho de estar encerrados en casa se hiciera un poco más soportable.

Participaciones de loslectores

Másdebates