12 ago 2020

Ir a contenido

Me han okupado el piso en vacaciones

Carmen Pérez-Pozo

Anuncio de un inmueble en alquiler, en el Eixample de Barcelona, en el 2015.

Anuncio de un inmueble en alquiler, en el Eixample de Barcelona, en el 2015. / FERRAN NADEU

Ya es dura la ‘reentré’ después de vacaciones, cuanto más si te encuentras ocupado un piso para alquilar de tu propiedad, y tras varios intentos de entrar en él te abren la puerta tres ‘armarios’ de 2x2 indicándote que es su domicilio y que no te atrevas a entrar que llaman a los Mossos.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Esta situación se está dando actualmente en Barcelona en viviendas en alquiler o en venta que se anuncian. Esta ocupación ilegal no se lleva a cabo solo por miembros del movimiento okupa en fincas de entidades bancarias o abandonadas, sino por mafias organizadas que cambian la cerradura de una vivienda, venden su uso por una cantidad y aleccionan a quienes adquieren ese uso para que no puedan echarlos. 

Estos okupas se aprovechan de la debilidad del sistema, son conocedores de la normativa, de la lentitud de la justicia y del breve plazo de tiempo que las fuerzas de seguridad tienen para resolver estas ocupaciones ilegales. Sus abogados les dicen lo que han de hacer para que no se les eche, y te chantajean pidiendo una indemnización para devolverte el uso de tu piso o te ofrecen pagar un alquiler irrisorio si no quieres pasarte de 8 meses a un año, en el mejor de los casos, para recuperar una vivienda de la que quizá aún estás pagando la hipoteca.

Como abogada quiero pensar que no hay ningún compañero que se dedica a asesorar cómo cometer un delito, más bien pienso que nuestra solidaridad y empatía frente a los más débiles permite que  obtengan información que utilizan con fines delictivos como la ocupación ilegal de una vivienda, su uso, su deterioro y su ilegítima comercialización, delitos tipificados en el código penal. Ante unas normas laxas y una ejecución lenta y poco efectiva surgen sistemas alternativos que cubren las necesidades del ciudadano.

Este tipo de ocupación ilegal se aplicó primero contra los bancos tras los desahucios masivos y ahora ha llegado a los particulares, que han sufrido la misma crisis que los ocupantes y han seguido pagando sus hipotecas para que no los desalojasen y  sus impuestos, tasas y arbitrios.

Ya empiezan a anunciarse empresas que solucionan de manera rápida y legal las ocupaciones ilegales. ¿Hemos de crear un sistema paralelo ante la ausencia de un Estado eficaz? Para evitar este peligroso panorama, insto a las autoridades, al Colegio de administradores de fincas, al Col·legi d’Agents de la Propietat Immobiliària, al Il·lustre Col.legi de l’Advocacia de Barcelona, a las asociaciones de propietarios y  a los compañeros de profesión a que busquemos una solución conjunta dirigida a la protección de nuestros derechos como propietarios, solicitando un cambio normativo y una ejecución rápida y eficaz. El desorden actual conlleva abuso, enrarecimiento del clima social y soluciones alternativas poco recomendables.

Participaciones de loslectores

Másdebates