25 oct 2020

Ir a contenido

"Mascarillas higiénicas para políticos y adeptos hiperventilados"

Jesús Pichel

El diputado de Vox, Iván Espinosa de los Monteros.

El diputado de Vox, Iván Espinosa de los Monteros. / EFE

Seguro que ya todos sabemos que las mascarillas quirúrgicas o higiénicas no sirven para no contagiarse, sino para no contagiar: si eres portador del bicho, la mascarilla impide que gotas del virus que pudieras tener circulen y aniden en otro. No impiden respirar, ni hablar, ni cantar, ni hacer pedorretas si fuera necesario, pero taponan la expansión del virus.

Entretodos

Sería estupendo que se inventaran unas mascarillas higiénicas para políticos y adeptos hiperventilados en general que taponaran los insultos, las mentiras, las descalificaciones infundadas y, en general, todo el ruido antipolítico que contamina la convivencia; una mascarilla higiénica que evitara que otros se contagien y que todos terminemos siendo portadores del bicho.

Claro que alguno y alguna se quedaría sin discurso, apelotonándose en el interior de su mascarilla todos los insultos y las infamias que ocurrentemente habría construido para lucimiento propio y escarnio ajeno. De todas formas y, por si acaso, también habría que inventar tapones para los oídos con filtros FFp2 o FFp3 (que sí evitan el contagio propio) para cuando alguno o alguna se quitara la mascarilla higiénica para ponerse la máscara patriotera ondeando la bandera con su mano derecha y guardando bien su cartera con su otra mano.

Por la misma razón, hay una cierta urgencia de encontrar dos vacunas que nos inmunicen eficazmente: una, para el maldito virus que deteriora nuestra salud física y pone en serio peligro nuestra vida; la otra, para ese otro maldito virus antipolítico que mina nuestra convivencia y pone en serio peligro la paz.

Habrá una nueva normalidad poscovid y habrá que acostumbrarse a esa nueva convivencia posvírica de distanciamiento social, sin besos ni abrazos, y de aforos limitados, pero también necesitaríamos una nueva normalidad política alejada de insultos, mentiras e insidias.

Participaciones de loslectores

Másdebates