Contenido de usuario Este contenido ha sido redactado por un usuario de El Periódico y revisado, antes de publicarse, por la redacción de El Periódico.

"El maltrato psicológico a la mujer también es violencia machista"

 Manifestación 25N día para la erradicación de la violencia machista contra las mujeres

 Manifestación 25N día para la erradicación de la violencia machista contra las mujeres / Elisenda Pons

En el momento de escribir estas líneas quedan escasas horas para que finalice el Día Internacional contra la Violencia de Género, y para que -con toda probabilidad- las personas que no estamos afectadas por esa lacra la olvidemos. Por desgracia, también con toda probabilidad, un nuevo crimen nos la recordará en cuestión de días, porque la ratio de asesinatos se aproxima a una mujer asesinada por semana.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Pero lo que me parece más preocupante es el alcance de una parte de esa violencia que es mucho mayor y no se ve, que casi nunca se manifiesta porque prácticamente ni se contempla a nivel jurídico. Me refiero a la violencia psicológica.

Conocí los detalles del Código Penal a este respecto cuando me tuve que documentar para escribir un relato. La impunidad que protege al agresor me dejó literalmente boquiabierta. Para quien lo desconozca diré que existen toda una serie de agresiones que no se toman en consideración si no se producen reiteradamente o constituyen el medio para cometer otro delito. Así pasan por alto el control de la personalidad, la coacción, el aislamiento del entorno familiar y social cuando es voluntario (¿qué clase de voluntad conserva una persona sometida o en vías de sometimiento?), el trato degradante o la programación psicológica -por medio de ritos o drogas, por ejemplo. Por si eso fuera poco, como podemos imaginar, la ausencia de testigos del maltrato psicológico hace que -para la víctima- demostrarlo sea poco menos que inviable.

Lo más grave es que, según tengo entendido, un agresor puede alegar que desconocía el daño que estaba infligiendo y salir absuelto. Esto último sí que me parece una verdadera burla a la dignidad de las víctimas. Esto último, señores parlamentarios, sí se puede revocar. Opino que sería lo mínimo. Agredir es agredir.

Participaciones de loslectores

Másdebates