El Periódico

La aportación de los lectores

Publica una carta del lector

Malditas guerras

EFE / YOUSSEF BADAWI

Misil lanzado desde la defensa siria responde en Damasco el ataque de EEUU, Reino Unido y Francia.

Juan CejudoCádiz

¿Qué opinas del tema de discusión? ¿Qué te parece la aportación de este usuario? Envía tu opinión para participar en el debate.

Lunes, 16 de abril del 2018 - 16:59 h

El pasado 7 de abril se produjeron bombardeos en Siria, al parecer con armas químicas. Un hecho terrible, pues las armas químicas están prohibidas por todas las convenciones internacionales. Aunque deberían estar prohibidas todas las guerras y todo tipo de armamentos.

Consecuencia de esta acción, que Occidente achaca al régimen de Siria pero que no se ha confirmado, fue el envío el pasado jueves a Siria de inspectores de la OPAQ (organización para la prohibición de armas químicas), quienes habían llegado el 12 de abril a Duma, ciudad donde se produjo el bombardeo con productos químicos. Esta comisión tenía que empezar su investigación el 14 de abril con el fin de confirmar si había habido (o no) bombardeo con productos químicos y saber quién o quiénes eran los responsables.

Lo lógico hubiera sido que EEUU y sus aliados de Occidente hubieran esperado al final de esas investigaciones antes de actuar, para ver si se demostraba que, efectivamente, se había bombardeado con productos químicos y que el régimen sirio era el responsable.

Pues no. Justo un día antes -13 de abril- EEUU, Reino Unido y Francia bombardean diferentes puntos de Siria, coordinados, lanzando, según dicen, unos 100 misiles. Un bombardeo, sin previo acuerdo de la ONU y sin pruebas fehacientes de que el responsable era el régimen de El Asad, sino de modo ilegítimo y unilateral por parte de estas potencias y con el apoyo de no pocos países, entre ellos, el nuestro.

Este suceso me hace recordar aquella invasión de Irak porque EEUU y sus aliados estaban convencidos de que tenían armas de destrucción masiva, y luego se pudo confirmar que era mentira.

Me declaro en contra de estos bombardeos y en contra de todas las guerras. Como decía Eduardo Galeano, no hay guerras buenas y guerras malas. Son todas, malditas guerras. Una acción que pone en peligro la paz mundial por el enfrentamiento entre los bloques liderados por EEUU y Rusia, con grandes intereses geoestratégicos y comerciales en la zona.

Es necesario cambiar el lenguaje bélico por el del diálogo y la negociación, como dijo el Papa Francisco el 8 de abril, después de los bombardeos.
Porque, como siempre aquí, los grandes perjudicados son los inocentes, la población civil: niños, mujeres, personas enfermas, ancianos...

Pienso que todos los colectivos y personas de buena voluntad deberíamos manifestar nuestra indignación por esta nueva escalada bélica que compromete la paz mundial.

Participaciones de los lectores

#30diesAMBbiciBCN: Pedalejar és salut i estalvi

Mara Cañizares Barcelona

M'agradaria compartir amb els lectors la meva experiència com a ciclista a Barcelona aprofitant el moviment... Seguir leyendo

Els Jordis sempre vencen els dracs

Marta Nin Loscos Barcelona

Diu la llegenda que en un poble molt proper vivia un drac ferotge que vigilava el castell reial. Durant segles devorava el bestiar i destr... Seguir leyendo

Barcelona, puntera en tecnología cuántica

Enric Alonso Barcelona

Barcelona se encuentra ante la gran oportunidad de ser líder en el campo de las tecnologías ... Seguir leyendo

La reforma de la Diagonal no es imprescindible

Emili Roca Cornellà de Llobregat

Me pregunto si es perentoria, o cuando menos necesaria, la reforma de la Diagonal y, en consecuencia, el gasto que supondría: bastante más... Seguir leyendo

Tauromaquia, cruel diversión y negocio

Miguel Fernández-Palacios Madrid

Si se solicita permiso al Ministerio de Cultura para un espectáculo en el que a un animal se le encabrita hincá... Seguir leyendo

No olvidemos a los refugiados

Adriana Carriere Barcelona

No revelamos nada nuevo al afirmar que las migraciones de personas han sido una constante en la historia de la humanidad. Gracias a ellas ... Seguir leyendo

Necesitamos una reforma moral

Garazi Carrillo Barcelona

Ante la noticia de que nace un bebé en China a los cuatro años de que sus padres fallecieran, me planteo que, si la ciencia y los avances ... Seguir leyendo

Liceu: Entradas perdidas por defunción

Beatriz Cano Tarragona

Recientemente me ha pasado una cosa inverosímil. El pasado febrero, unos buenos amigos nos regalaron a mi marido y a mi entradas para el Liceu.... Seguir leyendo

La música nos acompaña siempre

Natalia López Margarit Barcelona

Andamos por la calle con auriculares, escuchamos la radio en el coche, escuchamos música en el móvil, en el ordenador, en la tabl... Seguir leyendo