El Periódico

La aportación de los lectores

Publica una carta del lector

La mala organización del concierto de Ed Sheeran

FRANK VINCENT

Ed Sheeran, este viernes en el Estadi Olímpic de Barcelona

Gisela Nicolás SánchezCerdanyola del Vallès

¿Qué opinas del tema de discusión? ¿Qué te parece la aportación de este usuario? Envía tu opinión para participar en el debate.

Sábado, 15 de junio del 2019 - 07:45 h

El viernes 7 de junio acudí al concierto más esperado del año en Barcelona. Nueve meses habían pasado desde que compré mis entradas: el mismo tiempo que tuvieron los organizadores y el recinto para prepararlo, como mínimo. Ed Sheeran aparte, os cuento cuál fue mi experiencia.

Me desplacé en coche desde el trabajo y tomé la que se indicaba como la ruta más rápida al recinto. Una vez subiendo por Montjuïc me di cuenta de que el camino a la zona de aparcamiento era una ratonera. Al intentar subir hasta arriba, me encontré con un coche de la Policía que nos hacía dar la vuelta en otra dirección. Si hubiese habido un cartelito a mitad de camino, hubiera ahorrado algunos minutos, pero no. Me mandaron al Sot del Migdia, pero no, allí otra pareja de policías te mandaban seguir subiendo -si es que preguntabas, claro, si no, nada-. Adivina.

Una vez aparcada, esperé a mis amigas en el acceso que queda debajo del pirulí de Telefónica. Durante un buen rato en esa puerta, pude ver cuánta gente andaba perdida buscando el acceso correcto. Porque, en ese sentido, también los carteles brillaban por su ausencia.

Luego, para encontrarme con mis amigas, tuve que cruzar el recinto entero, darles sus entradas y volver hacia atrás para mostrar el DNI, porque justamente en esa puerta no tenían lectores de código. Lamentable.

Pero eso no es todo. Una vez ya situadas en la pista, quisimos aprovechar para ir al baño. Solo había dos baños en esa zona, habilitada para no sé cuántos miles de personas. La cola llegaba al centro de la pista en forma de espiral. ¡Nos disponíamos a bailar la conga para entrar al servicio! Me pregunto qué costaba poner unas catenarias a un lado del acceso al baño (imitando las colas de seguridad de los aeropuertos) y dos carteles de "entrada" y "salida". Bueno, ya sé lo que cuesta, cuatro duros, en comparación con lo que se habrá cobrado por celebrar allí el evento.

Participaciones de los lectores

Tornarà el Quim Puyal?

Jaume Porta Josa Amposta

Disculpa'm, abans de res, per tutejar-te. Sé que no és el tracte més correcte però els anys que porto escoltant-te e... Seguir leyendo

El reciclaje, en entredicho

Noemí Expósito Barcelona

Existe la leyenda urbana de que lo que va a los contenedores de reciclaje no se recicla realmente sino que es una campaña de imagen para&#... Seguir leyendo

El perill que els 'influencers' recomanin medicaments

Gerard Lombarte Cabrils

Cada cop és més comú veure influencers recomanant i donant consells sobre medicaments. Una pràctica que pot... Seguir leyendo

El cambio climático está a la vuelta de la esquina

Selene Toro Sant Pere de Vilamajor

Quiero presentarles mi opinión sobre la noticia de que jóvenes de Europa, Nueva Zelanda y Estados Unidos salgan a las calles para ... Seguir leyendo

La mujer en el ocio nocturno, usada como objeto de consumo

Paula Leiva Galiano Badalona

En muchas discotecas todavía se sigue utilizando la técnica de que las mujeres entran gratis o se les concede alcohol gratis&... Seguir leyendo

Un sincero agradecimiento al poeta Joan Margarit

Jordi Querol Barcelona

Unos días después de que se concediera a Joan Margarit el premio Cervantes, me recreé en algo que dijo en una entrev... Seguir leyendo

MyRealFood, ¿una alternativa para mejorar nuestros hábitos alimentarios?

Joan Ramon Viedma Martinez Vilanova i la Geltrú

En un entorno globalizado por las tecnologías y por los ritmos frenéticos que marca el capitalismo feroz, cada ... Seguir leyendo

Para dialogar, el independentismo debe recuperar la cordura

María Jesús Escudé Cofiner Molins de Rei

Los desórdenes públicos del aeropuerto de El Prat, el vandalismo nocturno de las calles de Barcelona, los comportami... Seguir leyendo

El independentismo está destruyendo Catalunya

Ana Pérez Barcelona

Lleváis muchos años buscando lo que ahora estamos viviendo, y me causáis vergüenza. Defendéis y os creéis historias de una opresión lejana y ac... Seguir leyendo