El Periódico

La aportación de los lectores

Publica una carta del lector

Mafias que hacen pasar la okupación como un movimiento social

ALBERT BERTRAN

La zona industrial de Badalona sur, con las chimeneas de Sant Adrià al fondo.

Jorge AguirreBadalona

¿Qué opinas del tema de discusión? ¿Qué te parece la aportación de este usuario? Envía tu opinión para participar en el debate.

Viernes, 27 de mayo del 2016 - 09:47 h

El de la okupación es un tema que va y viene. Lo hace conjuntamente coincidiendo con el repunte del fenómeno en nuestras ciudades. Hablaré desde mi realidad inmediata, Badalona, Montigalà.

Allí han tomado los edificios que habían servido de morada para nuestros visitantes en los JJOO del 92, que luego pasaron a ser propiedad de la que en aquel entonces era una creciente clase media badalonesa. Se han posicionado en los edificios de más reciente construcción, aunque también en zonas más deprimidas en un barrio que se encontraba en constante transformación, que tenía visos de prosperidad. No fue del todo así.

Los sueños truncados de la crisis dejaron un barrio a medio gas, y a muchas familias en la calle tras la quiebra de sus negocios o el cierre de las empresas donde trabajaban. La historia es bien conocida. Y el banquete quedó servido: cientos de pisos en manos de los bancos, comprados por paquetes como si fuesen manzanas en mercado a bajo precio.

Pero del banquete quieren participar más comensales. Entre ellos, no solo necesitados que en muchos casos han contado con el apoyo de sus comunidades de vecinos para evitar su desalojo, aunque estos son, desgraciadamente, los que menos. Los que más, unas mafias bastante peligrosas que se mueven en vehículos de lujo y que revisan las páginas web de los bancos para buscar su próximo objetivo, la nueva oferta a okupar. Señoritas jóvenes vestidas de Zara y que se mueven en coches de gama alta para disipar dudas y que convencen a la abuela incauta de turno de que son comerciales de una agencia para poder entrar en la finca objetivo, y con cerrajero tras sus faldas poder instalar la nueva cerradura de un piso que dicen demostrar, con contrato falso en mano, que ahora es suyo.

Saben que el banco no estará allí en semanas para posicionarse en el piso. Ni en meses. Saben que el tiempo juega a su favor ante la desidia y el desinterés de los bancos. Total, un piso menos. Aquí comienza el calvario.

Ante la okupación, una comunidad de vecinos que en el mejor de los casos observará impávida cómo le consumen sus servicios de agua, gas y luz, ya que dichas viviendas no pueden darse de alta; viendo cómo destrozan las zonas comunes, ya que los nuevos habitantes suelen ser personas del clan, o bien no las más dadas a la convivencia (de muchos casos en Badalona, no conozco el primero en que haya habido buena vecindad).

El rastro es la impunidad, los sueños rotos de vecinos que compraron su vivienda con el sueño de vivir en familia, o solas, tranquilas, felices, y sin problemas. Y lo peor, la manipulación. De unas mafias que hacen pasar su okupación como social para poder lucrarse de dichos pisos, y con el apoyo de la sociedad ante tanto desahuciado. Mimetizarse con un problema tan serio para sacar dinero y volver más crónico un problema que cambiará la faz de nuestros barrios y ciudades, donde cada vez será más difícil distinguir quién necesita y quién se lucra del necesitado.

Manipulan la vaguedad de nuestro sistema legal con total descaro. Todo esto, cantado desde hace décadas, en una ley que no protege, cuya falta de actualización ante las nuevas formas de crimen ya no nos protege. Ni al propietario y su propiedad, ni al que ha perdido su vivienda, ni a la comunidad a la que afecta. Desidia que pagamos todos. Y de qué forma.

Seguramente, si lee este artículo pasará página y antes de que acabe el periódico ya se habrá olvidado usted de estas palabras. Hasta que el okupa de turno se encuentre frente a su puerta. Y se encuentre ante el desespero de saber que no podrá sacarles de allí en un lustro. Como mínimo.

Participaciones de los lectores

Burla grotesca: "¿Profesionales del periodismo o de la mala educación?"

Lourdes Camps Barcelona

La burla grotesca de la Misa del pasado martes 13 en el programa El Intermedio, de LaSextaTV, es totalmente... Seguir leyendo

"Les oposicions de Justícia podrien vulnerar la legislació europea per partida doble"

Josep M.Loste Portbou

Les properes oposicions de Justícia convocades per la tardor i principis de l'any vinent (segons les tres categories de gestió, tramitació i auxili per a tot l'Estat... Seguir leyendo

"La Bisbal d'Empordà necessita una administració valenta amb idees clares de futur"

Màrius Viella La Bisbal d'Empordà

No sé quants alcaldes hem tingut a La Bisbal d'Empordà des que es va donar llicència per la instal·lació del primer supermerc... Seguir leyendo

Maltrato animal por parte de un paseador de perros en Sant Gervasi

Miruna Moldovan Barcelona

El martes 13 de agosto, alrededor de las 10.00 horas, pasaba por la calle de Sant Joan de la Salle de Barcelona, justo delante de La Salle, y me encontré ... Seguir leyendo

Les mil Catalunyes: "L'hem construït entre tots, abans, ara i sempre"

Galo Ball Igualada

Diuen que Catalunya va deixar de ser un cos homogeni pel que fa a població des del dia primer de la seva història. El que cal esbrinar és ... Seguir leyendo

Cinismo e hipocresía: "No pueden existir distinciones ante el acoso y los abusos sexuales a mujeres"

Jaime Rodríguez Soto Cunit

Siento indignación cuando leo en este mismo diario las declaraciones del ministro de cultura, José Guirao, respecto a la polémica ... Seguir leyendo

Referèndums, plebiscits i sentit comú

Joan Masdemont Serra Barcelona

No fa molt que vàrem viure uns fets significatius: per un costat, el referèndum sobre la permanència del Regne Unit a la Unió Euro... Seguir leyendo

Los Pujol: "Con la independencia, nadie habría destapado sus trapicheos"

Raquel Cañellas Barcelona

Otros 18 millones de euros -más de 3.000 millones de pesetas- se le han encontrado al padre de la patria catalana en Suiza. A nadie se le ... Seguir leyendo

Plácido Domingo: "No siempre todo es tan claro como parece"

Joan Sada Vidal Barcelona

Corría el año 1947 cuando ingresé como cantor en una sociedad coral perteneciente a los Coros de Clavé, aquellas entidades catalanas que l... Seguir leyendo