18 sep 2020

Ir a contenido

"Los profesores no somos responsables de todo lo malo"

jose maria martin alegre

Pasión por una profesión que es vocacional y que, sin sentirla profundamente, es imposible ejercerla con eficacia. Pasión por las cosas bien hechas, por obtener los mejores resultados educativos y no solo los puramente técnicos sino también valores humanos y éticos. No estoy hablando de valores religiosos, que son particulares e íntimos de cada persona, sino de valores éticos que son los que nos conciernen a todos sin distinción de orígenes ni diversidades. Estas virtudes son las que necesariamente acompañan a una profesión que todos deberíamos amar y respetar ya que todos hemos crecido y aprendido gracias a ella.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

No se trata de esta o aquella escuela, pública, privada o privada concertada, todas ellas, aunque no se haya hecho público, han sufrido estas conductas reprobables en algún momento de su historia, por parte de ciertas persones indeseables y culpables.

¿Que por qué escribo esta carta? Para defender una profesión que todos deberíamos defender. No solo no lo hacemos, sino que la culpabilizamos de nuestros propios fracasos y de los males infringidos a víctimas, que hay que proteger, ayudar y acompañar, pero no destruyendo la labor de una de las profesiones que exigen más entrega, amor y dedicación. Sin profesores, no tendríamos médicos ni abogados ni arquitectos, ni lampistas, ni conductores de autobús, ni nada.

Me gustaría saber, y no lo consigo, por qué este ensañamiento con todo el profesorado en general y con determinadas personas con nombres propios a las que se acusa de mala praxis, sin ningún tipo de prueba, con afirmaciones sin contrastar y otras directamente inexactas o falsas. ¿Quién va a defender estas personas del mal moral que se les infringe injustamente, sin posibilidad de defensa? ¿Por qué la prensa habla de protocolos que desconoce y porqué mezcla intencionadamente y sin contrastar los existentes en años anteriores con protocolos posteriores?

Gran parte de las informaciones proporcionadas por los medios, ya sean escritos, noticiarios o tertulias de poco calado cultural, dan noticias sin saber en realidad como fueron los hechos, ya que están extraídas de una sola de las partes.

Es evidente que estamos hablando de unos hechos repugnantes, que hay que perseguir y de los que hay que juzgar a los culpables, pero siempre con pruebas, pues de lo contrario, cualquier persona podría ser acusada de cualquier delito.

Es imprescindible, tener una información veraz, contrastada y precisa. Objetiva dentro de lo posible, ya que siempre pasa por el tamiz personal de quien comunica, pero todas estas preguntas respecto a los medios me crean una duda mayor y mucho más perversa: ¿todos los temas que tratan estos medios, son abordados con la misma calidad y veracidad informativa? Porque si esto es así, no solo tenemos el gravísimo problema de la pederastia en la sociedad, sino que tenemos además uno igual de grave que es la manipulación de la información.

Participaciones de loslectores

Másdebates