17 feb 2020

Ir a contenido

Obstáculos colocados con maldad en un camino de montaña

Nieves Izquierdo Mora

Gelida

Hace unos días pude participar como espectadora en un tramo del recorrido de una preciosa y dura carrera de montaña, la 5 Cims, por las montañas de alrededor de Corbera de Llobregat. Mi enhorabuena a todos los participantes, tengo una envidia sana cuando os veo.

Después seguí mi camino, suelo hacer largas caminatas con mi perro siempre que puedo. Un poco antes de llegar al Montcau, a la derecha, hay un camino estrecho, frondoso y con un gran desnivel, por el que se llega a la ruta de las masías de Gelida. Es un camino de uso para todos los que puedan transitarlo, bien sea caminando o en bici, si se atreven, e incluso puede ser que pase alguna moto o quad con dificultad. Pero hay alguien que se dedica a poner obstáculos: colocan piedras grandes, ramas y troncos apoyados a ambos lados del camino a diferentes alturas: media pierna, cintura, pecho, cabeza si vas en bici. Un peligro. Cada vez que paso por allí retiro todo lo que encuentro. Lo colocan con maldad, me da pena que pueda haber personas que utilicen estas tretas para evitar el paso de ciclistas o de motos.

El camino, sin todo lo añadido por la mano del hombre, ya tiene su propia dificultad. Quizá quien coloque todo esto pueda explicarme alguna razón buena por lo que lo hace, lo dudo. Si es un camino donde está prohibido el paso de vehículos de dos ruedas, que se señalice correctamente, pero no es necesario poner obstáculos, seamos cívicos.

Participaciones de loslectores

Másdebates