Los ciudadanos deberían poder puntuar a los funcionarios

Oficinas de la Agencia Tributaria de Madrid.

Oficinas de la Agencia Tributaria de Madrid. / ARCHIVO / AGUSTÍN CATALÁN

F.R.M

Como Care Santos, yo también he visto el episodio Nosedive de la magnífica serie 'Black Mirror', de Charlie Brooker, y he sufrido con las tribulaciones del personaje interpretado por Bryce Dallas Howard. De hecho me he sentido muy identificado con el personaje, puesto que trabajo en una empresa donde cada vez que un empleado interactúa con un cliente, el cliente tiene derecho a puntuar el trato recibido y eso tiene una traducción económica en la parte variable del sueldo.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Al principio parecía una aberración pero ya nos hemos acostumbrado. Al fin y al cabo, ¿acaso no consultamos los puntos de los hoteles y restaurantes en las redes sociales antes de ir?

De hecho me he acostumbrado tanto que ahora cuando voy a una ventanilla de la administración municipal, autonómica o estatal, al acabar me quedo con ganas de preguntar al funcionario de turno: "A qué botón hay que dar para puntuarle?". Y no es que les vaya a poner mala puntuación. Normalmente les pondría buena puntuación, pero en ocasiones, a alguno le daría una puntuación muy baja; a alguno de esos que creen que no vivimos en la Unión Europea y que no hay ciudadanos sino súbditos.

Todos sabemos que en este país, llámese Catalunya o España, uno de los problemas principales es el exceso de burocracia. Quizá no es mala idea que el ciudadano pudiera puntuar al funcionario y que eso se tradujera una pequeña variable en el sueldo. Si eso conlleva una mejor atención al ciudadano, bienvenido sea.

Sé que esto sería muy polémico, pero ya se hace con restaurantes o hoteles. cuyos dueños y empleados no tienen la seguridad de cobrar a fin de mes . Y también se hace con trabajadores de otras empresas. ¿Por qué no con funcionarios, que son fijos? Esto posiblemente mejoraría la relación entre el funcionario y el ciudadano. Además crearía una sana competencia entre administraciones para ver cuál tiene mejor puntuación. Sin llegar, claro está, a los excesos de 'Black Mirror'.

Participaciones de loslectores

Másdebates