18 sep 2020

Ir a contenido

Los buenos profesores no tienen tres meses de vacaciones

Borja Revert Lucas

Un profesor imparte una clase, en un instituto de Corenellà de Llobregat.

Un profesor imparte una clase, en un instituto de Corenellà de Llobregat. / JOSEP GARCIA

¿Sabéis que hay muchos profesores y maestros que se incorporan al centro educativo un día antes de empezar las clases? La mayoría de los padres -y de la población en general- desconoce este hecho que, por desgracia, cada vez se repite con más frecuencia.

Entretodos

¿Estás contento con la escuela de tus hijos?

Envía tu opinión sobre el estado de la educación

Es un negocio redondo para la Generalitat de Catalunya porque se ahorran la retribución de los 10 u 11 días de septiembre en los que todavía no hay clase. Todo hay que decirlo: esto solo pasa con los sustitutos, quienes esperan con ilusión -o no- una vacante o una sustitución. Pero que solo pase con esta parte de la plantilla de los docentes no justifica que desde Ensenyament puedan hacer lo que quieran -aunque lo hagan-. Por su parte, los sindicatos intentan que la precariedad no sea tan explícita, pero a veces el trabajo y el esfuerzo de estas entidades se queda en nada. 

Os invito a reflexionar sobre este tema. ¿Cuánto de beneficioso es que los profesores acudan un día antes por primera vez al centro en el cual ejercerán su profesión? ¿De verdad nos importa la educación en este país? En este sentido, he leído recientemente que, con base en una encuesta realizada por el CIS, la educación no está entre lo que más preocupa a la gente.

Nombramientos sobre la bocina, sustituciones de una semana, a las oficinas del paro en verano... Eso sí, el cliché de "los profesores no hacen el huevo y tienen tres meses de vacaciones" no dejará de estar en el imaginario colectivo nunca.

Participaciones de loslectores

Másdebates