Contenido de usuario Este contenido ha sido redactado por un usuario de El Periódico y revisado, antes de publicarse, por la redacción de El Periódico.

"¿A dónde nos llevarían los que quieren que los gais nos marchemos de Chueca?"

Un hombre sale al balcón, en el barrio de Chueca, en Madrid.

Un hombre sale al balcón, en el barrio de Chueca, en Madrid. / AFP /

Chueca fue un barrio de Madrid donde había mucha delincuencia y drogas. Con la apertura de pequeños bares gais y la tendencia por parte de personas del colectivo LGTBI+ de irse a vivir ahí, el barrio experimentó una transformación muy beneficiosa y se convirtió en un sitio seguro para vivir, tanto para gais como para el resto de los vecinos. Se abrieron nuevos restaurantes y tiendas y la vida en la calle es hoy en día agradable y segura.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Esta evolución en el barrio provocó la revalorización de las viviendas, algo que todos sabemos que tiene una parte positiva y otra negativa. Chueca se convirtió en un hogar cálido, aunque fueras solo un fin de semana, para las personas LGTBI+ que vivían en otros municipios en los que no se sentían en libertad.

Ahora parece ser que un grupo de descerebrados neonazi y fascista quiere que todos los maricones y sidosos nos marchemos de Chueca. ¿A dónde pretenden que nos vayamos? O mejor, ¿a dónde nos llevarían ellos? ¿Cunetas, hornos, cárceles sin llaves, clínicas de siniestros tratamientos, frente a una tapia de fusilamiento?

Esto me recuerda a los "pequeños brotes" de antisemitismo nazi en la Alemania de los treinta, cuando la gente lo veía como algo puntual y anecdótico y que no iría a más. Ahora todos sabemos qué ocurrió después. Parece que todos los que se ríen cuando se habla de grupos españoles 'caza-maricones' y dicen que son invenciones de la izquierda o de los progres y que en realidad los agresores solo son menas o moros o latinos, tendrían que hacer una reflexión.

O a lo mejor la reflexión ya la han hecho y el resultado es que están satisfechos y se sonríen ante estos hechos fascistas pensando que ojalá estos "pequeños brotes" sí vayan a más.

El resto de ciudadanos también tendríamos que hacer una reflexión.

Participaciones de loslectores

Másdebates