El Periódico

La aportación de los lectores

Publica una carta del lector

Las carcajadas del PP mientras la izquierda se hunde

J J Guillen

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, junto a la vicepresidenta en funciones, Soraya Saenz de Santamaria en el Congreso

Liz Sánchez JiménezBarcelona

¿Qué opinas del tema de discusión? ¿Qué te parece la aportación de este usuario? Envía tu opinión para participar en el debate.

Jueves, 29 de septiembre del 2016 - 23:18 h

Desde hace un tiempo, en mis pesadillas, escucho las carcajadas del PP. Lo peor es que esas pesadillas cada vez son más frecuentes y las carcajadas más sonoras, más estridentes. ¿Pero qué podemos esperar de un partido corrupto donde los haya con decenas de casos abiertos de corrupción, de malversación, de malas artes? Y los españoles les seguimos votando. Bueno, yo no, ni Carmen, ni Francisco, ni Pepa, ni Andrés, ni el profesor de mi hijo, ni la peluquera, ni la señora a quien le compro la verdura, ni la cajera del Bon Preu, ni el señor con bigote del kiosco. La verdad, que no conozco a nadie que les vote, pero siguen saliendo.

Y no voy a decir que tenemos lo que nos merecemos, porque sinceramente, ni yo, ni Carmen, ni Francisco, ni Pepa, ni Andrés, ni el profesor de mi hijo, ni la peluquera, ni la señora a quien le compro la verdura, ni la cajera del Bon Preu, ni el señor con bigote del kiosco nos merecemos tener de nuevo al PP gobernando. No mientras no renueven su cúpula, no mientras sigan siendo los mismos que tanto han robado.

¿Y qué hace la izquierda? Primero deje de votar a Izquierda Unida porque no hacían más que pelearse y voté al PSOE, por aquello del voto útil. Escuchar a Felipe González es de 'apaga y vamonos'. El PSOE no es más que la viñeta que hoy corre por todos los wasaps de '13 Rue del PSOE'. Es una lástima, porque mi última esperanza era Podemos, donde también hay conflictos internos. ¿Qué le pasa a la izquierda? ¿Qué nos pasa a los que creíamos en una izquierda progresista que luchaba para conseguir un país libre?

Y mientras, en mis oídos no paran de resonar las carcajadas de la derecha. No solo se les sigue votando, aunque sean corruptos, aunque hayan robado, aunque se queden dormidos en las sesiones del Congreso o el Senado y aunque mientan, sino que encima la oposición (esa izquierda que tenía que marcar la diferencia), se está destruyendo a sí misma sin ningún pudor ante sus todavía fieles votantes.

Participaciones de los lectores

La deontología funeraria que sucumbe al lucro sin escrúpulos

Manuel Monterde Sánchez Santa Coloma de Gramenet

Leo en la página web del Ayuntamiento de Barcelona que, el pasado miércoles 31 de octubre, la teniente de alcaldía de Derechos Sociales, L... Seguir leyendo

Preservemos la idiosincrasia de Barcelona, mi ciudad

José Manuel Fernández Arroyo Barcelona

Camino por la ciudad. Recorro sus calles. Es un domingo cualquiera. Mis inquietos pies me conducen a un destino no cierto, improvisado. Paso a paso disfruto de cada ... Seguir leyendo

Persones sense memòria: les fotos com a única realitat

Tura Iglesias i Admetlla Sant Cugat Sesgarrigues

Pedro Sánchez, durar a toda costa

Victoriano Sánchez La Palma de Cervelló

La necessitat de tenir un menú variat

Maria Lluís Sitges

La necesidad de mejorar el transporte público nocturno

Rebeca Soriano Barrufet Barcelona

L'enveja, el pecat capital més generalitzat a España

Joan Boronat Lecha Blanes

El 'crim' de perdre un any

Laia González Solà Barcelona

Villarejo: burocracia pública y corrupción

Luis Fernando Crespo Zorita Alcalá de Henares