29 mar 2020

Ir a contenido

La Sanidad pública digna, un derecho

Gisela Boada Figueredo

Una sanitaria porta una máscara en defensa de la sanidad pública, en una manifestación.

Una sanitaria porta una máscara en defensa de la sanidad pública, en una manifestación. / REUTERS / JAVIER BARBANCHO

En los últimos años centenares de manifestaciones han sido protagonizadas por gente que, perjudicada por los recortes en sanidad, decide salir a la calle a reclamar algo que nunca se les debería haber quitado.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

El trabajo que en el 2006 realizaban seis médicos, en la actualidad lo llevan a cabo la mitad. ¿En qué se traduce esa restricción? Gente esperando horas y  horas a ser atendida, camas vacías y huelgas de médicos debido a sus sus pésimas condiciones laborales.

¿No te gusta? Vete a la privada, a pagar. Al fin y al cabo al estado ya le va bien, son quienes se acaba beneficiando convirtiéndolo en un negocio. Con su mala gestión y sus promesas vacías, nos están empujando hacía alternativas como contratar una mutua privada. Muchas personas que toda la vida han vivido bajo una sanidad pública, hoy optan por pagar hasta el doble por una privada y que de esa manera se cubran todas sus necesidades sin miedo alguno.

La sanidad es un derecho constitucional, y por consiguiente, debería garantizarse si no en mejores condiciones, en las mismas que años  atrás, pero nunca en peores.

Participaciones de loslectores

Másdebates