03 jul 2020

Ir a contenido

La difícil realidad del alquiler en las grandes ciudades

Dámaris Ruiz Hernández

Escaparate de una inmobiliaria.

Escaparate de una inmobiliaria. / ELISENDA PONS

Cada día me sorprendo más de lo desorbitados que son los precios de las viviendas en alquiler en ciudades como Madrid o Barcelona.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Con una media de 1.000 euros se convierte en una aventura muy difícil querer independizarse, muchos de mis amigos optan por compartir piso lo cual sigue pareciéndome un robo a mano armada alquilar una habitación por más de 400 euros. Pero teniendo en cuenta que la mayoría contamos con un sueldo mileurista e incluso inferior es muy complicado salir de casa de nuestros padres, ya que un sueldo se va íntegramente en el alquiler, por lo cual no podríamos comer, ni pagar facturas ni tener ningún otro gasto.

Este es el motivo por el que actualmente los jóvenes en las grandes ciudades no consiguen una vivienda propia hasta bien entrados los 30 años en su mayoría. Puesto que, si en primer lugar tenemos que formarnos en estudios superiores de 3 a 5 años y en segundo lugar conseguir un empleo donde se cobre bastante dinero, cosa difícil a pesar de tener estudios, pasan años hasta poder alquilar una vivienda a estos precios.

¿Mudarse a otra ciudad? Tal vez sea una opción, pero hay que tener en cuenta que donde más opciones de empleo hay siempre es en las grandes ciudades por lo que quizás tampoco sea una solución definitiva.

Esta situación parece no importarle ni al gobierno ni a ninguna administración, los cuales no hacen nada por bajar los precios o facilitar ayudas, por lo que en un futuro quizás la situación empeore y me hace pensar que solo podrán tener vivienda los ciudadanos de clase media-alta. ¿Qué pasará con el resto?

Participaciones de loslectores

Másdebates