13 jul 2020

Ir a contenido

La imaginación necesita intercambio social

Emma Zurita Vargas

Un estudiante sigue una clase ’on line’ con el resto de sus compañeros desde su vivienda en Barcelona, el pasado 2 de abril.

Un estudiante sigue una clase ’on line’ con el resto de sus compañeros desde su vivienda en Barcelona, el pasado 2 de abril. / REUTERS / ALBERT GEA

Ahora que la tormenta ha menguado y podemos salir de casa con una cierta libertad pienso en la importancia de las relaciones sociales. Si alguna cosa he aprendido como estudiante durante esta cuarentena interminable es que la imaginación requiere de intercambio social, de interacción, de realidad compartida.

Entretodos

Des de la monotonía y la rutina del encierro, al margen de la angustia que produce la pandemia, es muy difícil estar al máximo de tus capacidades. La universidad a distancia nos exige un rendimiento al nivel de la normalidad de hace tres meses, si no superior asumiendo la exclusividad de nuestro tiempo. Clases por videollamada de dos horas, ejercicios que compensan las clases presenciales, trabajos que "podéis hacer porque ya ves tú, estáis en casa y no tenéis nada más que hacer" y un sinfín de tareas que impiden llenar tus horas de cuarentena en otra cosa que no sea la universidad.

La estabilidad emocional es un elemento crucial para el rendimiento académico y sobretodo para poder ofrecer el máximo de tus posibilidades. La gestión universitaria no ha estado a la altura de la situación en muchos casos al esperar y exigir una dedicación prácticamente de las 24 horas al día del estudiante, sin tener en cuenta que, para poder dar el máximo necesitamos 'inputs', relaciones sociales y no estar encadenados al escritorio. Una cerveza entre amigos ayudaría, des de luego, mental y académicamente.

Participaciones de loslectores

Másdebates