Contenido de usuario Este contenido ha sido redactado por un usuario de El Periódico y revisado, antes de publicarse, por la redacción de El Periódico.

"Isabel Díaz Ayuso llevará a cabo en España el invento que patentó Trump"

"Isabel Díaz Ayuso llevará a cabo en España el invento que patentó Trump"

Se ha desarrollado el 'famoso' Congreso del PP de Madrid. Famoso porque fue el que abrió la caja de los truenos en el seno del PP por la confrontación entre su anterior líder, Pablo Casado, e Isabel Díaz Ayuso. Eso le costó la cabeza.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Los que conocen la intrahistoria de este caso aseguran que probablemente a medio o largo plazo tendrá, como las teleseries de Netflix, su segunda y definitiva temporada. Díaz Ayuso, conducida magistralmente hasta ahora por su mentor Miguel Ángel Rodríguez, no se sabe si con la larga sombra de Aznar tras él, no solo deseaba arrasar primero en las elecciones autonómicas del pasado año y ser paseada bajo palio con todos los honores durante estos días, sino llegar a lo más alto del PP nacional y posteriormente a la Moncloa.

Ella, o quizá el más listo del reino, creen que está llamada a llegar a lo más alto de este país y no van a cejar en su empeño. Ahora tiene un poderoso altavoz, nadie se va a atrever a discutirla. Lo dejó muy claro en sus intervenciones y declaraciones este fin de semana, en el que ha aprovechado la posibilidad para decir alto y claro por dónde plantea que camine el PP, y da la sensación de que no es por el mismo camino ideológico que Núñez Feijóo.

Si la cara, dicen, es el espejo del alma, la de su líder actual escuchándola lo decía todo. No tiene límites, tampoco miedo a nada, y alguien le está susurrando al oído que ese ideario coincide con el de la mayoría, no sabemos si de este país, pero al menos de la derecha, sea centrada o extrema. Es consciente, ella y su susurrador, de que el invento que patentó Donald Trump también puede funcionar aquí, y lo van a llevar a cabo pese a quien pese.

Ricardo III de Shakespeare era hombre, pero quedaba escribir la misma historia, en este caso con asesinatos políticos, protagonizada por una mujer. Isabel Díaz Ayuso da el perfil perfecto para ello y además, a diferencia de la obra de García Márquez, sí tiene quien le escriba.

Participaciones de loslectores

Másdebates