"He tenido que pedir la baja voluntaria en mi empresa porque no me dan la incapacidad"

Muletas en una tiena de ortopedia de Barcelona.

Muletas en una tiena de ortopedia de Barcelona. / ALBERT BERTRAN

Fina Aguiló Garrido

Por más que pienso, mi situación me parece surrealista. Me he visto obligada a solicitar una baja voluntaria en mi empresa. ¿Por qué? Porque después de un año y medio de baja, el tiempo máximo, y dos operaciones en la rodilla (la segunda porque en la primera sufrí una artrofibrosis, una complicación poco común), el INSS me da el alta porque dice que no me corresponde una incapacidad permanente. Lo entiendo, no quiero que mi incapacidad sea permanente, pero sí permanente revisable.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

El caso es que a las tres semanas de la segunda operación me dan el alta y mi empresa pide un reconocimiento médico a la empresa de riesgos laborales que tienen contratada, los cuales a los 10 días aproximadamente me dan como apta; apta sin ningún tipo de restricción, cuando aún sigo utilizando mis muletas, cuando no me puedo agachar, cuando no puedo estar de pie.

Trabajo como cajera y el director de mi exempresa me dice que, sintiéndolo mucho, tengo que ponerme a trabajar en las mismas condiciones que el resto de mis compañeras y compañeros, que él no puede hacer nada... No me queda más remedio que pedir la baja voluntaria, me estaba costando la salud mental. Que podría haber reclamado al INSS, lo sé, pero mientras, ¿qué hago? ¿Trabajar cuando me era imposible...? Y así funciona el país.

Participaciones de loslectores

Másdebates