Contenido de usuario Este contenido ha sido redactado por un usuario de El Periódico y revisado, antes de publicarse, por la redacción de El Periódico.

"¿Cómo puede ser que haya quien pide hora para vacunarse y luego rechace la vacuna?"

Vacunación de personas de entre 46 y 49 años en la Fira de Barcelona.

Vacunación de personas de entre 46 y 49 años en la Fira de Barcelona. / ÀNGEL GARCÍA

El 15 de junio me llegó el turno para vacunarme contra el covid-19. Reservé hora en cuanto se abrió la convocatoria para mi franja de edad. Busqué un centro de vacunación próximo, por conveniencia. Llegué unos minutos antes, hice un poco de cola, rápida. Al entrar enseñé mi DNI y mi tarjeta sanitaria, me indicaron un box, pasé, me inyectaron y... adiós. Proceso culminado.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Pero, mi sorpresa fue ver que había gente que, al entrar, preguntaba qué 'marca' inyectaban ese día. Y al saberlo rechazaban la vacuna. Y me pregunto si esa gente es consciente de la cantidad de recursos, materiales y humanos, que se están dedicando a vacunar a la población. Me pregunto cuánto nos cuesta a todos que haya personas que digan "no, yo esa no me la pongo". Me pregunto con qué derecho desechan la posibilidad que se les brinda de dar un paso más hacia la consecución de un objetivo común.

Puedo entender, y respeto, que haya personas con dudas, incertidumbres y hasta miedos respecto a la vacunación. Pero si hicieron el mismo proceso que hice yo para vacunarme, ¿cómo tienen el valor de rechazar la vacuna según la 'marca'? ¿A qué venían al centro de vacunación?

En fin, seguro que esta noche duermen con la conciencia tranquila, imaginando que sus dosis no serán malgastadas, pues acabarán viajando a algún país más al sur de Europa, donde alguno de sus ciudadanos recibirá la vacuna sin consciencia de que existen otras 'marcas'.

Qué bonito gesto de 'solidaridad'.

Participaciones de loslectores

Másdebates