Contenido de usuario Este contenido ha sido redactado por un usuario de El Periódico y revisado, antes de publicarse, por la redacción de El Periódico.

"Hay que hacer una reforma o adaptación legislativa para evitar, o cuando menos paliar, los efectos de las catástrofes naturales"

Los ’otros’ desalojados por el peligro del volcán de La Palma.

Los ’otros’ desalojados por el peligro del volcán de La Palma. / LA PROVINCIA

La catástrofe natural derivada de la erupción volcánica es inevitable, aunque predecible. La predicción de su explosión, sin duda, ha contribuido decisivamente en que no tengamos que lamentar desgracias personales. Ahora bien, los lamentos, amplificados por la voracidad mediática, por los devastadores efectos del magma que escupe el volcán de la isla de La Palma y que demandan la máxima ayuda y solidaridad, no deben eclipsar la ineludible reflexión acerca de la posibilidad de paliar, reducir o minimizar esas dramáticas consecuencias , ya que no se comprende por qué se ha permitido levantar viviendas o cultivar en zonas próximas o a escasa distancia de los cráteres, y lo mismo puede predicarse de otros fenómenos catastróficos cada vez más frecuentes, como las lluvias torrenciales que causan estragos en viviendas y edificaciones construidas en áreas inundables o casas levantadas en pleno bosque, junto a masas forestales o edificadas en torrenteras o en los aledaños del cauce de ríos que ya se habían desbordado o en lugares en que pueden producirse corrimientos o deslizamientos de tierra; o las inundaciones en localidades que tienen unos colectores inadecuados cuando existen precedentes de episodios similares.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Urge acometer una reforma y adaptación legislativa que exija informes técnicos indispensables, geológicos, etcétera, para prevenir, evitar o cuando menos paliar los efectos de lo que muchos aseguran es atribuible al cambio climático.

Participaciones de loslectores

Másdebates