'Gürtelgate' será el fin de M. Rajoy

'Gürtelgate' será el fin de M. Rajoy

Paul White

Mario Martín

Mario Martín

Richard Nixon, presidente en ejercicio de los EEUU el 17 de junio de 1972, fecha en la que se produjo la detención de cinco hombres por allanamiento de la sede del Partido Demócrata que devino en el caso 'Watergate', en cuyos hechos negó su implicación desde el primer momento, dimitió finalmente por ello 26 meses después. Exactamente, el 9 de agosto de 1974.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Mariano Rajoy, presidente del Gobierno de España, mantuvo comunicaciones vía SMS con un presunto delincuente, imputado en el caso Gürtel desde el año 2009, desde el Palacio de la Moncloa. Los textos fueron publicados por el diario 'El Mundo' el 14 de julio de 2013, destacando aquel que decía: "Luis, nada es fácil, pero hacemos lo que podemos. Ánimo", coincidiendo ello con el periodo en el que Bárcenas estuvo en prisión preventiva, entre el 27 de junio de ese mismo año y el 22 de enero del 2015.

En los bolsillos de los cinco detenidos en la sede del Partido Demócrata la noche del 17 de junio 72, apareció una agenda que incluía el nombre de Howard Hunt, ex-agente de la CIA, junto con la anotación 'C.B' y 'Casa B', en unos acrónimos que tanto nos recuerdan a los de 'M.R' o 'M.Rajoy' que aparecen en los, llamados, 'papeles de Bárcenas', dónde el ex-tesorero del PP recogía la contabilidad B 'popular', detallando, entre otras cosas, los beneficiarios de sobresueldos (ilegales) en dicha formación política.

A esta orilla del Atlántico, en plena meseta de la península ibérica, exactamente, en el número 13 de la madrileña calle Génova, el PP encontró la oportunidad para borrar, y rayar, hasta en 35 ocasiones, los ordenadores de su ex-tesorero, Bárcenas, destruyendo cualquier cosa que ellos contuvieran, con un énfasis, intensidad e hincapié que hace imposible que alguien pueda pensar que ello tuviera que ver con algo baladí, por lo menos a los ojos de quien ordenó tomar esa drástica medida.

En el caso Watergate hubo una 'garganta profunda'. Sin embargo en el caso Gürtel, hasta ahora, sólo han aflorado testimonios que la Justicia no ha considerado como probatorios, como el de José Luis Peñas, ex-concejal del PP en el Ayuntamiento de Majadahonda, primer denunciante de los hechos que conforman el caso Gürtel, en el año 2007, o Ricardo Costa, ex-secretario regional del PP en Valencia, quien ha confirmado que, efectivamente, existía una trama organizada para financiarse en la formación popular con las mordidas recaudadas a las empresas a las que se contrataba obra pública.

En cualquier caso, lo anterior no puede sorprender a nadie, pues el Partido Popular tiene a todos quienes fueron sus tesoreros imputados: Ángel Sanchís (1982/87), Naseiro (1987/93), Lapuerta (1993/2008) y Bárcenas (2008/09) por presuntos delitos relacionados con la financiación irregular. Aunque teniendo en cuenta las manifestaciones hechas en sede judicial por Yolanda García, ex-tesorera del PP en Valencia de "no tengo ningún tipo de conocimiento contable, no sé de contabilidad", a pesar de cobrar 100.000 € al año por el desarrollo de su función, parece que lo que se esperaba de ella, era algo distinto a lo que podría parecer obvio, alineado seguramente con el origen de la fortuna del señor Bárcenas en Suiza y otros paraísos fiscales, que llegó a alcanzar los 47 millones de euros.

Es imposible saber con certeza si existe algún documento firmado sobre la recepción de algún sobresueldo, o si algún recóndito lugar custodia una grabación de una conversación, sea solo en sonido o, incluso, con imágenes, pero si algo existe, saldrá y será conocido. Tiempo al tiempo.

Richard Nixon dimitió como presidente de los EEUU a fin de evitar un 'impeachment' por el caso Watergate y, antes o después, el Gürtel-Gate será la puerta por la que saldrá Mariano Rajoy.

Participaciones de loslectores

Másdebates