18 feb 2020

Ir a contenido

"Gracias a todos los profesionales que atendieron a las víctimas el 17-A"

Javier Ruiz Moreno

Javier Ruiz Moreno

Sant Just Desvern

Velas y mensajes en recuerdo de las víctimas del 17-A en la Rambla.

Velas y mensajes en recuerdo de las víctimas del 17-A en la Rambla. / JORDI COTRINA

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Con regularidad, paso por delante de la comisaría de la Guardia Urbana del distrito de Ciutat Vella, en la Rambla, 43. Cuando lo hago, observo siempre a los dos guardias que flanquean la puerta de acceso. Me acuerdo entonces de que fueron dos policías como esos, quizá ellos mismos, quienes prestron los primeros servicios públicos a las víctimas del atentado terrorista del 17-A, por vecindad con el punto en que quedó bloqueada la ya histórica furgoneta blanca. Por vecindad, sí, pero también por cumplimiento del deber ante un atentado terrorista.

Cada día, en un momento u otro, veo una o más patrullas de los Mossos patrullando por Barcelona y su área metropolitana. Siempre he creído que son una gran policía autonómica, resultado en parte de la gran Escola de Policia de Catalunya  -poco conocida por el público-,  en el marco del Institut de Seguretat Pública de Catalunya. Y siempre admiraré su rol ejercido durante el 17-A y días posteriores, en Barcelona, Cambril, Sant Just Desvern y Alcanar.

También cada día veo, y escucho aún más, una ambulancia del SEM por las calles de la ciudad. El SEM fue fundado en 1992, y desde entonces ha prestado un gran servicio en todo Catalunya; y, aunque con recursos limitados, ha prestado ese servicio siempre con profesionalidad, con una gran organización técnica y con un programa ejemplar de formación continuada. Aunque esperado, su papel en el 17-A nunca será lo suficientemente reconocido.

Cada hora, por razones de oficio, trato de mantener al día el nivel asistencial de un servicio de urgencias hospitalario, tanto para atender a los pacientes que al mismo acuden de manera regular como para atender también a los que, como sucedió el 17-A, acuden de manera intempestiva como consecuencia de un atentado o accidente de múltiples victimas.

Y sí, aunque mi opinión está sesgada en este punto, la tarea de quienes atendieron a las víctimas que acudieron al servicio de urgencias del Hospital Universitari Sagrat Cor fue tan ejemplar como difícilmente olvidable.

Sin olvidarme de la policía local de Cambrils, Protección Civil, Servicios de Urgencias Hospitalarios, Servicios del Centro de Urgencias y Emergencias Sociales del Ayuntamiento de Barcelona. A todos, gracias, como profesional de la salud y como ciudadano.

Participaciones de loslectores

Másdebates