Contenido de usuario Este contenido ha sido redactado por un usuario de El Periódico y revisado, antes de publicarse, por la redacción de El Periódico.

"Gentrificación: nos preocupa la pérdida de identidad de nuestras ciudades pero no evitamos su degradación"

Dos turistas rusos consultan una guía de Barcelona en su idioma al salir de una tienda de suvenirs de la zona de Sagrada Família.

Dos turistas rusos consultan una guía de Barcelona en su idioma al salir de una tienda de suvenirs de la zona de Sagrada Família. / Ferran Nadeu

Ana M. Serra

Vivimos tiempos de cambio en el casco antiguo. Una zona de la ciudad que, más que ser parte de ella, se va convirtiendo en una atracción más. Zonas que fueron abandonadas, rechazadas y, hoy por hoy, todavía estigmatizadas por algunos ciudadanos. Ahora, aquellos que vienen de otros territorios, ven potencial en ellas y lo transforman en escenarios perfectos para sus compatriotas.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Mientras algunos residentes son forzados a marcharse, otros son seducidos por transferencias de múltiples ceros. Nadie se preocupó de la degradación que sufrieron estos barrios. No más que algunas de las personas que habitaban en ellos. Hoy nos echamos las manos a la cabeza por no poder competir con estos nuevos residentes. También nos preocupa la pérdida de identidad y de la esencia de nuestra ciudad. Probablemente ya sea muy tarde para hacer algo al respecto… ¿Será que solo deseamos algo cuando ya no puede ser nuestro?

Participaciones de loslectores

Másdebates