Contenido de usuario Este contenido ha sido redactado por un usuario de El Periódico y revisado, antes de publicarse, por la redacción de El Periódico.

"Es un peligro que los famosos hagan apología de la delgadez"

Varios vídeos muestran que Kim Kardashian no pudo abrocharse el vestido de Marilyn.

Varios vídeos muestran que Kim Kardashian no pudo abrocharse el vestido de Marilyn. / INSTAGRAM

Hace unos días se celebró un famoso evento al que acuden las mayores personalidades del panorama actual: cantantes, artistas y celebridades de todo tipo. Este popular evento, la MET Gala, propicia cada año escenas que dan que hablar durante días, pero este año no se ha tratado de ningún altercado entre personalidades ni nada que se le parezca.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Esta edición nos ha brindado escenas relacionadas con la alimentación de los famosos más seguidos del mundo. Personalidades como Kim Kardashian y Rosalía han mostrado en sus redes sociales imágenes que pueden llegar a incentivar conductas alimenticias preocupantes en el público más joven. Kim Kardashian mostró a sus fans cómo tuvo que someterse a una dieta muy estricta (de prácticamente no ingerir nada sólido durante días) para poder entrar en un vestido. Aparte, estuvo muchos días metida en saunas. Pero no todo se quedó ahí. Rosalía también subió una foto en la que se la podía ver días antes el evento envuelta de cuerpo entero en bolsas de basura para que su cuerpo sudara, una práctica que muchas personas confunden, ya que sudar no nos adelgaza, lo que hace el cuerpo es perder agua y electrolitos.

Pero lo más grave de todo no es lo que hagan estas celebridades, sino que tienen suficiente influencia como para llegar a una niña o un niño, incluso a una persona adulta que quieran bajar de peso y para que pongan en práctica sus métodos, cuando la realidad es que si un vestido o cualquier prenda no te cabe lo que se debe hacer es comprar otra que sí se adapte a nuestras necesidades.

Hay que empezar a priorizar la salud mental y general de las personas y tener claro que dejar de comer o llevar a cabo este tipo de prácticas no son la solución. La aceptación es el primer paso.

Participaciones de loslectores

Másdebates