23 nov 2020

Ir a contenido

¿Existe un derecho más justo que poder elegir entre sufrir o morir dignamente?

José Luis Raposo

Activistas y familiares de enfermos en la entrega de más de un millón de firmas a favor de despenalizar la eutanasia en el Congreso, el pasado mes de junio.

Activistas y familiares de enfermos en la entrega de más de un millón de firmas a favor de despenalizar la eutanasia en el Congreso, el pasado mes de junio. / DAVID CASTRO

Por fin tendremos derecho a morir dignamente. Lo que en otros países de nuestro entorno se ha hecho ya hace años, ahora un Gobierno de coalición de izquierdas parece que se lo ha tomado en serio, aunque el Gobierno socialista ya lo intentó, encontrándose con la oposición feroz del PP.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Un partido de derechas que en el año 1978 decía a los ciudadanos que no votaran la Constitución, ahora se erige como el "único" defensor de la misma, pretendiendo ser el único defensor de la ley que anteriormente había denostado.

Sucedió lo mismo con la Ley del divorcio; decían en el PP que esta ley acabaría con las familias, sin embargo, hay quien la utilizó en su propio beneficio hasta tres veces, como el propio vicepresidente Álvarez Cascos, que se divorcia de sus sucesivas esposas.

Con la Ley del Aborto de 1985 llamaron asesinos a quienes practicaran abortos o los propiciaran los mismos que cuando les afectaba en su entorno más próximo cogían un avión y llevaban a las mujeres a abortar a Londres, lo que la mayoría de los ciudadanos no estaba en condiciones de hacer. En esas circunstancias, ya no lo consideraban un asesinato. 

Cualquier avance en cuestiones sociales siempre encuentra la negativa y oposición feroz de esta derecha arcaica, que como dispone de recursos económicos para acudir a sanidad y educación privadas las potencia en detrimento de la pública, recortando los recursos de ésta.

¿Conocen algún caso de cualquier ciudadano al que se le obligara a divorciarse, a abortar, a casarse con un hombre siendo hombre o al que le aplicaran la eutanasia sin su consentimiento expreso y reiterado?

Las leyes amparan derechos y es el ciudadano quien elige si ejercerlos o no. En ningún caso se puede utilizar un derecho y transformarlo en imposición.

¿Existe acaso algún derecho más justo que el de poder elegir entre el sufrimiento hasta la muerte, sin conocer plazo, o el de poner fin dignamente a esa vida de dolor y sufrimiento insoportables, solo porque la ideología y la religión de unos pocos pretende obligarnos a todos?

Participaciones de loslectores

Másdebates