El Periódico

La aportación de los lectores

Publica una carta del lector

La estupidez suprema y sin límites del ser humano

Mark Kulish / AP

Christopher Kulish, fallecido en el Everest. 

José Manuel Fernández ArroyoBarcelona

¿Qué opinas del tema de discusión? ¿Qué te parece la aportación de este usuario? Envía tu opinión para participar en el debate.

Jueves, 13 de junio del 2019 - 08:30 h

La intrepidez (o estupidez) humana no tiene límites. Entre otros muchos ejemplos, basta con ver las imágenes del mayor colapso de la historia que originó hace unos días una recua humana de más de 200 personas durante horas para alcanzar la cima del Monte Everest, situación que se repite casi a diario en la temporada de escalada comercial en esa cumbre del Himalaya. En los pocos días de temporada del pasado mayo, fallecieron once personas en la cima más alta del mundo, víctimas de las aglomeraciones y las extremas condiciones. Esto no es alpinismo, ni deporte, sino un negocio puesto al servicio del turismo más temerario que ha convertido la vertiente sur del techo del mundo en un parque temático, y a su vez, en un cementerio.

La pretendida aventura de cientos de personas se ha convertido en tragedia diaria por la falta de escrúpulos de quienes organizan tales expediciones, quienes dan cobertura a las ansias de protagonismo de una mayoría de intrépidos aventureros inexpertos que no les importa (o ignoran) las fatales consecuencias. Solo para hacerse un par de selfis que enviar a sus amigos y colgar en las redes, cual turistas en Benidorm o ante la Sagrada Familia. ¡Qué soberana estupidez!

La fiebre del selfi ha alcanzado la situación de pandemia en todos los órdenes sociales, en la que miles de personas arriesgan su vida (y las de otras) con tal de captar una imagen insólita para el recuerdo, el llamado selfi extremo.

Otros ejemplos de estupideces humanas son las milagrosas dietas de adelgazamiento, como la del sirope de savia o el método Dukan, entre otras; el alarmante aumento de aquellos padres inconscientes que se oponen a la vacunación de sus hijos, con el grave riesgo sanitario que ello conlleva para sus propios vástagos y el resto de la población, o la búsqueda a toda costa del reconocimiento social a través de las redes sociales, especialmente entre los adolescentes, con exhibiciones físicas incluidas.

Millones de habitantes de este planeta sucumben a las redes de innumerables sectas o comportamientos sectarios de toda índole: políticos, religiosos, identitarios, medicinales, nutricionales, estéticos, etcétera.

En definitiva, la estupidez suprema del ser humano es directamente proporcional al desapego a los valores propios de su existencia y lo aboca a su sinergia más negativa, o entropía social. Y lo más preocupante es que no tiene límites.

Participaciones de los lectores

Les pintures del Tren de Noé: Era necessari haver de tapar-ne la meitat?

Montse Llorens Barcelona

El passat diumenge 15 de setembre vàrem visitar a l’estació de França el Tren de Noé, un... Seguir leyendo

El 'voluntario' Urdangarin: "La justicia no es para todos, es para unos cuantos con mucho dinero

Jordi Adroher Barcelona

El señor Urgandarin, que se ha hecho voluntario, sale de la cárcel con un coche de última gama sentado detrás como u... Seguir leyendo

Hablando de hurtos: "Pedro Sánchez me ha robado el voto"

Miguel Fernández-Palacios Gordon Madrid

Sostiene José Luis Ávalos, ministro de Fomento en funciones y secretario de Organización del PSOE... Seguir leyendo

Por qué no soy independentista

Galo Ball Igualada

Me siento catalán y quiero mucho a mi país, Catalunya. El planteamiento es muy sencillo. España o el Estado español es pobre si se compara... Seguir leyendo

Cap a casa per inútils, però no gratis: Cinc mesures a aplicar davant les noves eleccions

Jaume Farrés Olesa de Montserrat

Malgrat la part de responsabilitat que cada partit polític hagi pogut tenir -cap d'ells pot defugir-ne- és inne... Seguir leyendo

"Siento empatía por el pueblo catalán: 'Además de apaleado (el 1-O), ahora cornudo'

José Luís Flores L' Hospitalet de Llobregat

Se puede perdonar que los líderes del procés se arroguen la representación de todo el pueblo de Catalunya cuando, en el mejo... Seguir leyendo

"Vaya gestión, la del Barça con los fichajes"

Ernesto Keller Caldes de Montbui

El Barça ingresó en su día la fabulosa suma de 222 millones de euros por el jugador Neymar. Rápidamente se precipitó en fichar a D... Seguir leyendo

Olvido a la cultura base: "Muchos emprendedores están en la ruina económica y moral"

Reina Mendoza Barcelona

Barcelona ha olvidado a los pequeños locales y con ello ha olvidado una parte muy importante de la cultura de la ciudad y de sus habitantes. Lo... Seguir leyendo

"Mi vivencia perturbadora en un contexto de permanente estado de alerta y tensión"

José María Torras Sabadell

Una tarde de un día laborable de septiembre en el centro de Barcelona. Andando observo con recelo la presencia de un individuo que realiza... Seguir leyendo