El Periódico

La aportación de los lectores

Publica una carta del lector

Estado autonómico, Estado federal y Estado plurinacional

DAVID CASTRO

Reunión entre Pedro Sánchez y Quim Torra en la Moncloa.

Jesús Pichel MartínMadrid

¿Qué opinas del tema de discusión? ¿Qué te parece la aportación de este usuario? Envía tu opinión para participar en el debate.

Miércoles, 11 de julio del 2018 - 08:00 h

La Constitución del 78 convirtió el Estado unitario y centralista de la dictadura en Estado autonómico y descentralizado organizando la Administración territorial en cuatro niveles: la general del Estado; la de las 17 comunidades y dos ciudades autónomas; la local, los ayuntamientos; y en el caso de comunidades pluriprovinciales, la provincial, las diputaciones. Todas ellas configuran territorialmente un único Estado.

El dictador murió en la cama y la dictadura no cayó por el triunfo de una revolución. De las dos estrategias posibles -ruptura o reforma- se impuso la reformista de Suárez y Fernández Miranda, aquel "de la ley a la ley", por la que las cortes franquistas aprobaron la Ley para la Reforma Política. Pudo ser de otra forma, pero fue así.

Fue así y aquel primer Parlamento del 77, inevitablemente constituyente, heredó un Estado con quistes franquistas que era preciso democratizar. Y así fue cómo la Constitución se hizo desde arriba: era el Estado el que se descentralizaba reconociendo comunidades autónomas y renunciando a parte de sus competencias hasta entonces exclusivas.

No fue la unión de las 17 comunidades -y las dos ciudades autónomas- en un solo Estado, sino la reorganización territorial del Estado ya existente en 17 comunidades. Desde entonces las comunidades no solo forman parte del Estado, sino que, junto a la Administración General, son el Estado. Podría ser de otra forma, pero es así.

La construcción de un Estado federal, scricto sensu, necesitaría dos momentos distintos: una primera Constitución que reconociera como Estados soberanos a las comunidades autónomas que así lo quisieran, y una segunda en la que los Estados constituidos que así lo quisieran se unieran para formar el Estado federal.

Un Estado plurinacional, sin embargo, solo necesitaría reconocer en la Constitución la condición nacional de las comunidades que así lo desearan y negociar con cada una de ellas las competencias de su autogobierno. No es así, pero podría serlo.

Participaciones de los lectores

La deontología funeraria que sucumbe al lucro sin escrúpulos

Manuel Monterde Sánchez Santa Coloma de Gramenet

Leo en la página web del Ayuntamiento de Barcelona que, el pasado miércoles 31 de octubre, la teniente de alcaldía de Derechos Sociales, L... Seguir leyendo

Preservemos la idiosincrasia de Barcelona, mi ciudad

José Manuel Fernández Arroyo Barcelona

Camino por la ciudad. Recorro sus calles. Es un domingo cualquiera. Mis inquietos pies me conducen a un destino no cierto, improvisado. Paso a paso disfruto de cada ... Seguir leyendo

Persones sense memòria: les fotos com a única realitat

Tura Iglesias i Admetlla Sant Cugat Sesgarrigues

Pedro Sánchez, durar a toda costa

Victoriano Sánchez La Palma de Cervelló

La necessitat de tenir un menú variat

Maria Lluís Sitges

La necesidad de mejorar el transporte público nocturno

Rebeca Soriano Barrufet Barcelona

L'enveja, el pecat capital més generalitzat a España

Joan Boronat Lecha Blanes

El 'crim' de perdre un any

Laia González Solà Barcelona

Villarejo: burocracia pública y corrupción

Luis Fernando Crespo Zorita Alcalá de Henares