El Periódico

La aportación de los lectores

Publica una carta del lector

La Estació de França, una opción desaprovechada

GUILLERMO MOLINER

Reloj en la estación de Francia, en Barcelona.

Alberto García MontañoBarcelona

¿Qué opinas del tema de discusión? ¿Qué te parece la aportación de este usuario? Envía tu opinión para participar en el debate.

Jueves, 28 de septiembre del 2017 - 07:30 h

Los problemas y las deficiencias en el servicio de Rodalies y regionales ya hace tiempo que se han convertido en nuestro pan de cada día. Se habla de que si no terminan las obras de la La Sagrera, que si el ERTMS, que si La Torrassa, pero de lo que nos olvidamos siempre es de que tenemos una enorme estación término con 12 vías, la magnífica Estación de Francia, cuyo potencial no está para nada agotado.

Esta estación tiene la curiosa distinción de que se ha querido cerrar ya tres veces: en los años 60 cuando se buscaba apostar solo por estaciones pasantes, en los años 80 con motivo de las olimpiadas, y durante el mandato de Xavier Trias para poder hacer los túneles en Glòries. Es absolutamente incomprensible que la red ferroviaria esté constantemente al borde del colapso y, al mismo tiempo, tengamos una gran estación que queremos tirar a la basura en lugar de sacarle todo el jugo posible.

Visto el compromiso del ayuntamiento con la movilidad sostenible, quisiera pedirles que, aun sabiendo que no es de su competencia, se comprometan a defender la pervivencia y la potenciación de la Estaciónde Francia como una pieza clave de la red de Rodalies y, sobre todo, los regionales, tan necesitados de mejoras en el servicio y en las frecuencias para dejar de ser un transporte tan olvidado. En toda Europa se está disparando el uso de los trenes regionales, una magnífica alternativa al coche para los desplazamientos cotidianos en los que el siempre aclamado AVE no sirve, pero aquí en la mayoría de los casos los regionales tienen frecuencias lamentables que están cadenciados. Es inconcebible pensar en mejorar el servicio de los regionales sin tener en cuenta la Estación de Francia, porque no habría vías suficientes para ubicar el término de las líneas.

En el pasado se habló de establecer una terminal en la Llagosta, lo cual sería un despropósito: gastar dinero en sustituir una estación perfectamente útil y hacer recorrer estos trenes tanta distancia inútilmente solo porque en Barcelona no caben. Ojalá pronto superemos estos complejos de 'nuevo rico' que se nos han quedado de los tiempos de la burbuja y dejémos de pensar tanto en construir nuevas macroestaciones y aprendamos primero a cuidar y aprovechar lo que ya tenemos. Y aún más tratándose de una joya como la Estación de Francia.

Participaciones de los lectores

El pes de l'oblit

Pere Olivé Sant Just Desvern

Els principis de fraternitat són avui notícia arreu del món.... Seguir leyendo

Europa y Correos: que no siempre paguen los mismos

Antonio Sánchez Barcelona

Europa ha exigido a España que ... Seguir leyendo

Carta oberta als partits catalanistes: "Esteu fent el ridícul"

Jaume Farrés Olesa de Montserrat

Sánchez no ha estado a la altura de los españoles al no revelar la amnistía fiscal

Conrado Gallego Alcalá Collado Villalba

El desencanto de todo un país

Fernando de la Torre Barcelona

Carta de una trabajadora de Vueling

A. A. Barcelona

Esta carta va dirigida a todos los usuarios de Vueling, a los que pierden vuelos, cambian fechas, sufren cancelaciones, retrasos y a los que no... Seguir leyendo

Más competencia en el sector público y menos impuestos

Plácido Cabrera Jaén

Recientemente hemos conocido que la Comisión Europea ha sancionado en 4.340 millones de euros a Google por el a... Seguir leyendo

Rusia y la vuelta del zarismo

José Antonio Avila López Terrassa

El drama de la inmigración: Rescatar, sí, y proveer después

Núria Carreras Banyoles

Hace meses y años que asistimos a la tragedia del Mediterráneo. Vemos imágenes que nos impactan y nos recuerdan que eso cont... Seguir leyendo