Contenido de usuario Este contenido ha sido redactado por un usuario de El Periódico y revisado, antes de publicarse, por la redacción de El Periódico.

España: "Que gane el que elimine a los demás"

Iván Espinosa de los Monteros en la reunión de la Diputación Permanente del Congreso.

Iván Espinosa de los Monteros en la reunión de la Diputación Permanente del Congreso. / DAVID CASTRO

Aitor Castañeda Zumeta

Me sorprendió enormemente escuchar el último mensaje que el señor Espinosa de los Monteros, portavoz de Vox en el Congreso, lanzó a Aitor Esteban (PNV); disparó que su partido trabajaba por ilegalizar a los jeltzales, y por extensión a ERC, Junts per Catalunya, Podemos y a todo lo que según Vox es "enemigo de la unidad de España" y de la Constitución, que casualmente hace legal a todos los anteriores. Jamás se había propuesto a una exclusión tal desde que el socialista Rodríguez Ibarra propusiera en el 2004 una ley para sacar a los nacionalistas de las Cortes, amén de que el primero que ilegalizó al PNV fue Miguel Primo de Rivera.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Sin llegar a salir de mi asombro, y ya en mi casa, EH Bildu propone en el Parlamento vasco impedir que lo que la izquierda llama "trifachito" dé mítines en Euskadi (y por extensión, supongo que en Navarra). Como si la tierra vasca fuera patrimonio exclusivo de ellos, del mismo modo que Espinosa supone que las Cortes son sobre todo para las derechas.

Para acabar, no terminamos de digerir el fin de ETA cuando la Fiscalía acusa a un grupo CDR de flirtear con el terrorismo, algo rápidamente utilizado por Ciudadanos para cargar violentamente contra Torra y los independentistas, comparando Catalunya con la tierra vasca bajo el terror. La respuesta de estos últimos, con tanta altura como la de aquellos: acusarlos de usar un supuesto caso de terrorismo como excusa para sus fines, pero después aprobar una declaración parlamentaria donde se incluye la desobediencia y la expulsión de la Guardia Civil del Principat

No se debe comparar el terrorismo con la causa patria, pero sí la españolidad con el franquismo. Todo esto cuando apenas sabemos de qué sustancia estaban hechos los explosivos de los peligrosos terroristas, que la justicia acaba de empezar a juzgar.

Ignoro por completo qué le depara el futuro a la democracia. Pero en vista del auge del extremismo en el mundo occidental, y de que a lo largo y ancho de España el totalitarismo vuelve a estar de moda (si es que estaba enterrado), algunos empezamos a pensar que esto ya no tiene remedio: que gane el que elimine a los demás. Yo por mi parte salgo del juego.

Participaciones de loslectores

Másdebates