Contenido de usuario Este contenido ha sido redactado por un usuario de El Periódico y revisado, antes de publicarse, por la redacción de El Periódico.

"En España existe una gran desmotivación laboral"

"En España existe una gran desmotivación laboral"

La pandemia ha cambiado muchos aspectos de la vida. Uno de ellos se está produciendo en el mundo laboral. En Estados Unidos, se le llama la gran dimisión, por la cual 50 millones de trabajadores han abandonado sus puestos de trabajo de forma voluntaria, en busca de mejores oportunidades no solo económicas, sino también de calidad de vida. En Italia, este fenómeno social hasta la fecha lo han protagonizado 1,3 millones de trabajadores. En España, según la ministra de Trabajo, se cifra en el 0,7% de empleados. Por contra, la multinacional de recursos humanos Adecco lo cifra en el 9%, e informa que en ocho de cada diez empresas tienen dificultades para cubrir sus vacantes, porcentaje que en los últimos cinco años ha crecido 30 puntos. Los sectores más afectados son hostelería, construcción y el campo debido a las condiciones laborales y de retribución económica; también la industria precisa cubrir puestos tecnológicos, que no encuentra en el mercado laboral.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

En España existe una gran desmotivación laboral, el síndrome del trabajador que aspira a tener más flexibilidad, mejores salarios, más vacaciones, así como mejores condiciones de teletrabajo. Siguiendo en clave nacional, se observa que en el 2022, en cada uno de los meses que llevamos transcurridos, el número de trabajadores que abandona de forma voluntaria su puesto de trabajo va en aumento. Tal vez estemos ante una revolución laboral que solo pretende tener mejor calidad de vida, de acuerdo a los estándares existentes.

Hoy, la tecnología puede ayudar en muchas de estas demandas. El teletrabajo que se implantó en nuestro país de forma acelerada por la pandemia, precisa de una profunda revisión que permita una mejor conciliación laboral con la familiar. También en el campo, la tecnología podría facilitar la solución a algunas de las demandas. Los poderes públicos no pueden ponerse de perfil ante esta gran desmotivación laboral. Habrá que estar atentos a la evolución de este nuevo fenómeno laboral.

Participaciones de loslectores

Másdebates