El Periódico

La aportación de los lectores

Publica una carta del lector

España debe condenar la dictadura de Franco por dignidad

Miquel González QuintanaManresa

¿Qué opinas del tema de discusión? ¿Qué te parece la aportación de este usuario? Envía tu opinión para participar en el debate.

Miércoles, 11 de julio del 2018 - 07:00 h

Lucio Cornelio Sila fue un general romano que dio un golpe de Estado haciendo entrar a sus propias legiones en Roma, lo que le valió la condena eterna de su nombre. Desde entonces los dictadores son perseguidos en cuanto los pueblos despiertan de sus pesadillas.

La dictadura argentina (25.000 muertos) acabó con la Comisión Nunca Más, que investigó los crímenes de Estado, y con los generales golpistas encarcelados.

En Chile, Pinochet se resistió pero no pudo evitar ser perseguido por sus crímenes (40.000 muertos) y la semana pasada aún condenaron a 18 militares por el asesinato de Víctor Jara. La dictadura de los coroneles de Grecia acabó con el encarcelamiento y condena de sus promotores.

El régimen de Stalin, en la antigua URSS, fue denunciado en el XX Congreso del PCUS por Nikita Khrushchev, lo que supuso el final de la barbarie estalinista. Alemania se avergüenza hoy de Hitler, Italia de Mussolini, Camboya de Pol Pot y todos los que han tenido la desgracia de vivir uno de esos episodios vergonzosos.

Y es que los países nunca perdonan a quienes les humillan por la fuerza, a quienes matan a su gente y violan su soberanía nacional. Todos menos España, que sigue orgullosa de un golpista como Franco (más de 500.000 muertos). ¿Por qué?

¿Por qué los otros pueblos se muestran tan celosos de su dignidad y nosotros somos tan condescendientes con quienes nos ha masacrado? ¿Por qué los otros pueblos son inflexibles persiguiendo dictadores y nosotros tan tolerantes con ellos, incluso después de muertos?

¿Qué nos diferencia de los demás pueblos del mundo? ¿Es que el sol nos hace menos dignos, más conformistas o menos orgullosos? ¿O es simplemente que aún no hemos superado aquella infame dictadura por miedo o por pereza?

Por dignidad, ¿no es hora ya de superarla y condenarla?

Participaciones de los lectores

He recibido una carta...

Xavier Serra Girona

Ahora mismo, acabo de recibir una carta. Es de un prisionero por razones políticas, a quien aprecio aunque que sólo lo he saludado persona... Seguir leyendo

El Balón de Oro: ¿quien lo merece?

José Antonio Avila López Terrassa

Mucho se está hablando sobre Luka Modric, el último ganador del Balón de Oro. Toda persona que entienda un poco de fútbol sabe que en los últim... Seguir leyendo

Economia i sobiranisme real

Toni Yus Tárrega / Lleida

Recentment he realitzat un curs d’especialització en Economia Social i Solidària a la Universitat de Lleida en col·laboració amb l’entitat social ‘... Seguir leyendo

La inoportunidad y el fracaso

José Luis Moreno Sáenz Logroño

La conocida frase de Víctor Hugo, "ninguna fuerza puede vencer a una idea cuando su momento ha llegado", referida al triunfo de la Segunda Revolución Fr... Seguir leyendo

Y ahora el "a por ellos" político

Ricard Gimeno Barcelona

Después de haber sufrido en nuestras carnes, hace ya más de un año, el "a por ellos", con extrema violencia por parte de las que se llaman... Seguir leyendo

El poder de las grandes marcas

José Ángel Arévalo Sevilla

"Escoge, elige, decíde tu nueva tendencia con fecha señalada por los establecimientos y grandes marcas". En ello se aprecia una invitación ... Seguir leyendo

En resposta a Manuel Valls: menys demagògia i més propostes

Xavier Riu Sala Barcelona

El candidat arribat a Barcelona per presentar-se a les eleccions municipals del 26 de maig, fa uns mesos encara era diputat a França, s'ha presentat a la seva nova c... Seguir leyendo

Las revoluciones catalanas

Silvio Ajmone Barcelona

La revolución catalana va destapando su verdadera cara. La primera que cayó fue la de "la revolución democrática": con los hechos del 6 y ... Seguir leyendo

Aparició... o continuació de l'extrema dreta?

Pedro Salcedo Badalona

Veig i llegeixo atònit com persones de tot arreu se sorprenen de l’arribada de l’extrema dreta a les institucions. Fins i tot els p... Seguir leyendo