España, campeona de la Champions de la desigualdad

Mario Martín

Mario Martín

El próximo 28 de mayo un equipo de futbol español volverá a coronarse campeón de la 'Champions' (antigua Copa de Europa), y después que un equipo español haya ganado la final de la 'Europa League' (antigua Copa de la UEFA), segunda competición europea. Todo esto no hará sino marcar la tendencia de los últimos diez años, durante los cuales, entre ambas competiciones, once campeones han sido españoles, además de que la selección haya ganado en ese periodo dos Eurocopas y un Mundial.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

La España de hoy es potencia indiscutible en materia futbolística y al mismo nivel, dolorosamente, también encabeza todos los rankings oficiales en materia de desigualdad. Es el país de la OCDE donde más crece, hasta el extremo que, desde Bruselas, se ha advertido a las autoridades españolas sobre ello, reseñando que el 30% de la población, más de 12.500.000 de españoles, se sitúan en riesgo de pobreza o exclusión social. Esto es consecuencia del deterioro del mercado laboral, de la inexistente ayuda a los parados de larga duración -más de 2.000.000 de españoles-  y la cronificación de su desempleo, que les terminará convirtiendo en jubilados sin pensión; con el agravante de las carencias educativas, del abandono escolar, de los recortes en gasto farmacéutico y sanidad, además de una desproporcionada contención de los costes laborales, alejada del crecimiento de los precios nacionales, que ha supuesto una deflación salarial del 21%.

Tanto el coeficiente Gini, como el índice S80/S20, que miden con datos objetivos la "desigualdad" real en todos los paises, certifican lo que es evidente en cualquiera de las calles que pisan los españoles de a pie: que ésta se ha apoderado de España, y ello ocurre a pesar de que en el artículo primero de la Constitución se reseña la igualdad como un valor supremo de nuestro ordenamiento jurídico, junto con la justicia y el pluralismo político; sin que oigamos que nadie invoque el incumplimiento de la Constitución a dicho particular.

Las políticas de los últimos años han hecho de España campeona de la 'Champions' de la desigualdad. Mariano Rajoy, con su reforma laboral, acabó con la histórica protección al factor trabajo que se había respetado desde los años 50 del siglo XX, quebrando la confianza de la ciudadania. Se ha sustituido empleo estable por contratos de un día o semana, con lo que se ha llegado a que el 90% de los nuevos contratos realizados sean temporales; aplicando, además, recortes en todos los servicios sociales: sanidad, educación, dependencia, etc, llevando a efecto una devaluación interna, que ha afectado a los activos en manos de los españoles, especialmente en la vivienda, mientras que las deudas se mantienen a los mismos valores nominales de los momentos más elevados de la burbuja financiera.

España es líder en desigualdad otro año más, superando casos tan paradigmáticos como el griego o el portugués, sin discusiones posibles, ni apelaciones a los arbitrajes; su 'Champions' en esta materia es indiscutible, gracias, básicamente, a los esfuerzos neoliberales hechos, para ello, desde el Gobierno. Mientras una España con menos desigualdad se abre paso, disfrutaremos de la realidad virtual que supone la 'Champions' futbolística, y es que, más allá de las apariencias, desigualdad y futbol no son vasos comunicantes, a pesar de la paradoja que supone liderar ambos ámbitos a la vez.

Participaciones de loslectores

Másdebates