06 abr 2020

Ir a contenido

Es momento de encajar esfuerzos, no de reivindicar particularidades

Alejandro Serrano

Ambulancia en el acceso de Urgencias del Hospital del Mar.

Ambulancia en el acceso de Urgencias del Hospital del Mar. / FERRAN NADEU

La necesidad no atiende a razones. O no debería. En momentos en los que parece de obligada diligencia atesorar todos los medios posibles para dar respuesta a una amenaza etérea pero implacable, abstracta pero viva, la responsabilidad debería emanar de cada persona, como si los actos de cada uno de nosotros fueran el primer paso para alcanzar el objetivo común.

Entretodos

Y eso, que de forma generalizada parece haber calado como mensaje vital entre la población de las zonas afectadas, se topa de vez en cuando con intereses ajenos a la causa, con motivaciones partidistas e interesadas que buscan obtener unos réditos absurdos. No es momento para reivindicar particularidades. No es tiempo de frivolidades. Sí lo es de mostrar altura de miras, de ser capaz de encajar esfuerzos. Ahora mismo dan igual las banderas. No importa la procedencia. No es de utilidad la soberbia. Ahora es tiempo de aceptar toda la ayuda posible. De entender que por lo menos en esto, todos somos iguales: vulnerables y fuertes a partes iguales.

Se equivoca el que cree que es tiempo de desgastar al rival político. Se equivoca el que cree que puede despreciar la ayuda cuando el que se la brinda no es de su agrado. Se equivoca el que no aprende de esta sociedad que está mostrando día a día que solo hay un objetivo superlativo: salir de esta.

Más les valdría recapacitar al respecto. La historia nos juzgará a todos por las decisiones que tomemos, por nuestras acciones. Y los dirigentes están bajo lupa.

Participaciones de loslectores

Másdebates