Contenido de usuario Este contenido ha sido redactado por un usuario de El Periódico y revisado, antes de publicarse, por la redacción de El Periódico.

"Encontrar un refugio durante la tormenta económica"

Un cajero automático de Barcelona en el que se puede operar con bitcoin.

Un cajero automático de Barcelona en el que se puede operar con bitcoin.

Que las criptomonedas no constituyen un lugar estable en el que mantener nuestros ahorros a flote era bastante evidente, aunque las personas dedicadas a la materia pregonaran a los cuatro vientos que el futuro está en el 'blockchain'. Millones de ciudadanos de a pie se adentraron en los mares del bitcoin, convirtiéndose en expertos de la noche a la mañana, y hablando de 'holding', 'minería', 'velocidad hash' o 'cold storage'. Y, de pronto, estalla una guerra.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Los inversores, en espantada general, han hecho caer los valores, tanto de bitcoin como del resto de altcoins, por los suelos, y ya hay una criptomoneda que ha saltado del barco: Luna. Los pioneros que abanderaron la nueva economía, más justa, en manos de los usuarios y no de entidades privadas, buscaban hacerse ricos en unos pocos años y, ahora que todo está patas arriba, probablemente hubiesen preferido guardar sus ahorros bajo el colchón mientras pasase esta tormenta.

Participaciones de loslectores

Másdebates