26 may 2020

Ir a contenido

En tierra de nadie: El limbo social de las enfermedades mentales

Manuel Lama Caballero

La mitad de las personas con trastorno bipolar no está diagnosticada.

La mitad de las personas con trastorno bipolar no está diagnosticada. / 123RF

Todo aquel que sufre algún tipo de dolencia mental, depresión, esquizofrenia, bipolaridad, etcétera, no sufre ni más ni menos que una enfermedad y, como tal, en pleno siglo XXI tendríamos que entender y comprender, pero no es así.

No conozco a ningún enfermo de cáncer, o con cardiopatías severas, por poner ejemplos, al que se le juzgue por ello. No se les cuestiona su dolor, solo faltaría, pero sí lo hacemos con las personas bipolares o con los depresivos o con los maníacos. Como dice mi amiga Aurora, estos enfermos están en tierra de nadie: su dolor no es físico, el dolor se expresa a través del pensamiento, y el pensamiento a través de las palabras y de las ideas. Nos permitimos el lujo de juzgarlos y muchas veces a condenarlos al desencuentro, a darles la espalda, a abandonarles.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

No resulta fácil, lo sé, pero en esta vida apuesto por una conciencia social cada vez más sensible a todo ello, donde nuestro proyecto vital esté por encima de cualquier escala. De momento, emprendamos este camino e intentemos no juzgarlos, yo el primero.

Participaciones de loslectores

Másdebates